Estrada nos pone el garrafón en la Copa

Juan G. Soler

Edu Ramos y Noguerol capitanearon el centro de la defensa del once que, tal como se presumía, alineó a los menos habituales del plantel de Sampedro. Laterales para Carlos y Pol Bueso y en la manija los demandados Indiano y Benito, acompañados por Moutinho en el carril izquierdo y Keko en la derecha. En delantera junto a Rafa Chumbi sorprendió en el Belmonte la compañía de Samu en mediapunta.

El primero en intentarlo tímidamente fue el levantinista Simao de lejos en el minuto 4. Y precisamente en la respuesta del Alba, Keko ponía un gran centro que Fernández, aunque llegó a despejar, dejaba en botas de un Moutinho que hizo diana cuando el partido sólo comenzaba.

El Alba mostró orden. Parece no ser una cuestión de nombres que ostenten la titularidad sino de que se ha dado con la tecla del orden del equipo, salvo por algún fallo puntual, mucho mejor que hace pocas semanas aún sin contar con los presuntos titulares.

Al Levante, que arrancó muy espeso le costaba jugar al fútbol y el Albacete sin embargo, aunque en justicia hay que decir que esporádicamente, en pocos toques era capaz de pisar área. Carlos la puso con el exterior en profundidad y Keko la volvía a colgar sin encontrar rematador en el 17.

Gontán aparecía además para robar balones cerca de su área. En el 19 otra vez era Moutinho el que probaba fortuna, esta vez el cuero no encontró las mallas y se marchó fuera. Había más fútbol blanco sobre el césped que categoría de primera mostraban los azulgranas.

En el 25 indiano la cambia de orientación para Keko, el estilete en banda durante toda la primera parte. Su internada acaba con tiro raso ajustado al palo derecho de Jesús Fernández que esta vez sí se mostró seguro.

El Levante tuvo la suya de penalty en el 30, marrado por Rafael al tocar Diego Rivas que lo mando a córner. El guardameta terminó coreado por el Carlos Belmonte.

Sin cambios tras el receso. El partido seguía igual. Chumbi en línea de tres cuartos al poco de empezar, oportuno, roba un balón y es objeto de falta por la que vió amarilla Rodas. Levantó la pierna demasiado de forma que a la parroquia albacetense ya entonces el castigo le supo a poco.

Y por si no era suficiente para la afición local, Estrada perdonó pocos minutos después la segunda al mismo zaguero que volvió a parar al valenciano en falta. El central del Levante a lo largo del partido se las dio a Chumbi de todos los colores. Lucas Alcaraz sabía del peligro que corría su defensa y cambio a Rodas el reincidente por Camarasa.

Keko siguió haciendo diabluras. Y el cambio en el 61, presumiblemente obedeciendo a sus recientes dolencias y para no forzar, daba entrada a un César Díaz algo más ausente que de costumbre que se colocó en punta con Chumbi. Samu tomaba entonces la banda izquierda y Moutinho la derecha. Gavilán asustaba en el 64 y Diego Rivas volvía a responder, se resbala pero llega para repeler el disparo a córner.

Chumbi se sentó y la delantera del Alba la completó Rubén Cruz en el 65. No se encontró a gusto el ecijano. El Levante venía avisando y en el 68 Adoua entraba hasta la cocina, la zaga manchega falla en la marca y de cabeza el granota ponía la igualada a saque de córner.

Así que si el Alba quería el partido le tocaba apretar. Alcaraz por su parte tras lograr equilibrar el electrónico y con 20 minutos por delante también veía a su escuadra cobrar posibilidades de llevarse el partido. Refrescaba la delantera dando entrada a David Barral por Rafael.

En el 75, a un centro bombeado al área, era Samu quien tuvo la oportunidad de cabecear a puerta. En el lance fue más que probable objeto de penalty y ya eran muchas las dudosas y siempre en la misma dirección por parte de Estrada. Luis César protestó la acción y Estrada se adornó mandándolo a la caseta por si acaso en el 76.

Portu dio el último relevo a Samu. Estrada no veía la falta sobre sus narices a Diego Benito y el Levante se estiraba. Quemando las naves preparaba la entrada de El Zhar por Xumetra pero fue el Alba quien pudo marcar a salida de un córner cuando Cruz no llegó por milímetros al remate.

En los últimos minutos, los mejores del Levante, Diego sacó la de la victoria que tuvo Barral.

Lo mejor ante el empate, que el partido era de copa y nos ha de importar menos. Lo peor, de lejos, Estrada Fernández que acertó al señalar el penalty a favor del Levante, pero ignoró varias jugadas claves que pudieron haber hecho que el equipo local hubiese cosechado mejor resultado. Lo importante volverá al Belmonte el lunes, a las 20.30.

Compartir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Sé el primero en comentar

Dejar un comentario