Pesadilla antes de Navidad (0-2)

Escrito por: 5 más el descuento

domingo, 21.12.2014

Pronto. Muy pronto se torció la mañana. En un día en que la afición albaceteña se las prometía felices viéndose muy capaz de derrotar a uno de los peores equipos del campeonato tras los últimos indicios de mejora que el Albacete apuntaba, ya un defectuoso toque en corto del cancerbero Dorronsoro terminó en gol invalidado al Llagostera en el minuto tres, aparentemente legal. Mal presagio aunque la anulación del tanto diera para tomar oxigeno y pensar que aquí no pasaba nada. Que es la empanada habitual de los primeros minutos. Pero no.

Luis César había planteado un once muy parecido al acostumbrado últimamente. Dorronsoro que mostró que le falta tiempo y forma. Antoñito y Nuñez en los laterales. Para mandar en la zaga Gonzalo y Pulido, que parecen ya intocables pero desde luego no dieron al equipo la tranquilidad que acostumbraron en otras citas.

La sorpresa en la alineación (sin serlo tanto y por poco rato), la ausencia de Mario, (algo perdido y espeso jornadas atrás y no mucho mejor hoy cuando saltó al cesped) en beneficio de Edu Ramos, llamado a llevar el mando hoy junto Portu pero lesionado al poco de comenzar el encuentro. Keko en la derecha, un tan voluntarioso como inocuo Jorge en la izquierda, en el enganche Cidoncha y arriba César Díaz completaban la partida.

Nerviosismo generalizado y desajustes defensivos que creíamos cosa del pasado. En el despeje, con frecuencia, entregando la bola al contrario. Poco a poco se iba creando la circunstancia para que pasase lo peor. En el 15 no hubo a qué apelar con la de arena tras otro barullo organizativo de la zaga. Dorronsoro puede hacer más. El Llagostera se ponía en ventaja. 0-1

Hubo ciertamente alguna buena acción con Portu que se zafa de la falta como un toro en el minuto 20 y continúa. Sirve a Keko que tras buena maniobra en banda se marcha para servir un buen centro sin finalización.

Una entrada temprana sobre Edu le había dejado tocado tal como adelantabamos. Aguantó hasta el 22. Entonces el doble pivote pasó a ser el descrito, con un Mario Ortiz que le sustituyó y no le mejoró y Portu.

Ni el Albacete tenía muchas ideas ni cuando pisaba área seleccionaba bien las opciones de ataque ni, lo que es peor, gozaba al menos de la posesión como otras veces. El Llagostera viéndose por delante, envalentonado y contra pronóstico quería y tenía el balón.

Ríos vio amarilla por los visitantes tras cortar con la mano la evolución en banda de Antoñito. Era el minuto 38 y la falta la termina rematando Keko de volea, Moragon la ve irse fuera.

En el 42 Gonzalo cede un córner. A la salida del mismo el partido se pudo acabar. Portu salva in extremis el segundo del Llagostera.

Y el ambiente del Belmonte, contagiado de los nervios y lo extraño del juego de su equipo se empezó a enrarecer. El respetable exigía de su equipo más urgencia. La última del primer periodo, tras otro corner: Keko remata bien. El balón sale rozando el palo derecho de Moragón. Y la jugada pudo hacer que las sensaciones cambiasen para la reanudación si hubiese entrado, pero la historia fue bien distinta.

A la vuelta de vestuarios sin cambios en el once. Sí en la actitud. Un trallazo de Portu pudo ser la igualada en el 46 tras buena triangulación en centro del campo del Alba. Es una incógnita qué habría ocurrido si el destino no hubiese desviado de nuevo las aspiraciones blancas: En el 48 penalty que no parece serlo pero que Pizarro Gómez señaló asesorado por su línea. Imaz lo pone con tranquilidad y raso dentro de la meta de Dorronsoro. 0-2 para los suyos.

Y empezó una fase en que el Alba sí quiso y lo intentó pero se mostró negado de cara a gol. El Belmonte pidió penalty tras pase en profundidad de Portu para César. Quedó en córner. Y el remate de éste, al palo.

Chumbi entró por Nuñez en el 58. Y nada más salir el valenciano se revuelve en el área y a la media vuelta Moragón se la saca a bocajarro.

Luis quemando las naves mete a Rubén en el 64 por César. No había manera. El Albacete no encontró el juego pero sí las ocasiones a la desesperada y con el equipo partido y desorganizado. Grandísimo centro al área de Chumbi en el 70 que Rubén Cruz pica de cabeza marchándose fuera cuando el Belmonte cantaba el gol.

En la segunda parte el Llagostera se limitó a esperar al Alba. Otra vez increíble que el remate franco de Jorge Díaz en el 75 no entrase. Y nueva internada de Keko en el 82 conjurada por Moragón. A los puntos y sin ser mejor la contienda podía a estas alturas estar más igualada en el electrónico si sólo hablásemos de ocasiones.

En el 87 la más polémica. Remata Rubén Cruz y el Alba pide gol tras tocar el balón en el larguero y quizás botar dentro.

No era el día. Cruz otra vez completamente sólo delante de un Moragón que tuvo en la segunda parte el partido de su vida la falla con el tiempo de descuento cumplido en lo que ya sólo hubiera sido maquillaje pero mostró que el Alba, en la mañana de hoy estaba absoluta y totalmente condenado a no encontrar la puerta visitante. Con la jugada terminó la contienda.

El Belmonte se desfogó con gritos de: “fuera, fuera” y coreó mayoritariamente el nombre de quien según se ha hecho público probablemente causará baja en el mercado de invierno, Carlos Indiano. Algunos pidieron también la destitución de Sampedro aunque con menor intensidad. Lo peor, la forma en que el divorcio, justo antes de Navidad, entre el equipo y la afición se evidenció en la mañana de un Domingo que ni los más pesimistas esperaban se desarrollase de esta forma.