Sampedro tras renovar: “Soy feliz, estoy en un equipo súper estable”

Celebra estar en el Alba

Marcos Martínez

Una de las partes implicadas en la operación de esta mañana, el gallego Luis César Sampedro se mostraba muy contento en sala de prensa por el hecho de seguir ligado con el Alba. “En los tiempos que vivimos, no se renuevan a los entrenadores cuando faltan seis meses para acabar la liga. Soy muy afortunado, estoy muy contento de estar aquí. Sé que cuando uno empieza y termina de entrenar a ese equipo, puede ser una travesía corta o larga; si es larga, habrá momentos de todo tipo. Aquí he vivido de todo, desde que llegué al club he vivido cosas de todo tipo. Cosas que no había vivido en mi vida. Ahora estoy en un equipo súper estable. Estábamos en Segunda B, donde ibamos a desaparecer y ahora estamos en Segunda A y creo que puede crecer, y lo va a hacer. Hay estabilidad de todo tipo, te dejan trabajar, hay gente como el presidente que valora muchas más cosas que si jugamos bien o mal un domingo. Esto para un profesional del fútbol es de valorar mucho; sé que el presidente tiene muchas cosas para valorar antes de si gano o pierdo el domingo. Estamos aquí para ganar partidos, evidentemente. Pero en las travesías largas, puede pasar de todo. Realmente, yo como hombre de fútbol, que llevo más de 30 años de fútbol, nunca había vivido algo así. Con tanta estabilidad, ya que yo nunca he estado en un club tanto tiempo (hasta 2018). Aquí batiría mi récord y sería el mayor referente de mi vida deportiva. Y alcanzando en muchas de esas ocasiones, objetivos importantes. Yo eso lo valoro y estoy muy agradecido al club, a la ciudad, he venido aquí a la aventura de tres meses a ver cómo era esto; me lo pintaban mal, pero preferí venir en vez de quedarme mirando al techo. Me dije que a ver si cambiando de aires puedo arreglar aquello. Esa creo que ha sido una de las decisiones más importantes de mi vida, porque me hace llegar al 2018 como entrenador del Alba. Un club donde se valora todo muchísimo, es increíble lo minuciosos que son aquí. No dependo solamente de si mis jugadores lo hacen bien un domingo o no“, dijo.

De la misma manera, Sampedro recalcó que “siempre he pensado que será muy complicado que haya un equipo mejor que en el que estoy. Los elogios que he dicho antes, son reales. No estoy dorandole la píldora a mi presidente, es que no hace falta. Es la realidad del fútbol, porque yo sé que voy a otro lado, y ya sabéis… la guillotina implacable de los resultados. Como soy un experto en empezar las ligas mal, pues tengo miedo. Nunca he hecho una primera vuelta buena, y tengo miedo. Tengo un presidente que me apoya, en unas condiciones de trabajo espectaculares, una ciudad deportiva de primera división, un campo increíble, siete u ocho mil espectadores en el campo si vamos bien, es difícil que yo pueda encontrar un sitio mejor que éste“, aludió.

Ojalá pueda llegar a Primer el Alba. Pero yo cada año mi presidente me pide un objetivo; hace dos años me pidió subir a Segunda A. Es decir, estar entre los cuatro primeros. El año pasado, me pidió mantenerme en Segunda A.Este año, me ha vuelto a pedir lo mismo, que metamos cuatro equipos por debajo. Entonces a día de hoy, mi equipo es uno de los 6-7 que está cumpliendo su objetivo en Segunda. Esta es la realidad. Hace dos años, cuando estaba a siete punto de La Hoya Lorca, estaba diez veces peor que hoy, porque yo quería ser primero. Creo que poquito a poquito, e insistiendo en aquello que tenemos llegaremos a un mucho. Soy muy perseverante y constante, sé que las cosas van a salir bien. El objetivo de nuestro es meter al Alba por encima de cuatro equipos en Segunda A. Es algo que añorábamos hace año y medio. Cuando yo vine aquí si yo hubiera preguntado estar el 16 en Segunda, todos me diríais que sí. Hay que ser ambiciosos, y yo lo soy. Mi objetivo este año es salvarme, eso lo tengo claro“, comentó sobre la situación actual del equipo.

Pasado y presente, es a lo que se refirió el míster del Alba en su alocución: “los jugadores hace no mucho estaban sin cobrar, sin poder pagar sus casas, pidiendo dinero por ahí, yo me acuerdo de eso. Y por eso yo ahora digo que soy un privilegiado de que me renueve el Albacete hasta el 2018. Estoy en el lugar perfecto para hacer mi trabajo lo mejor que sé. Del pasado domingo, quise decir que en el entorno, pues a lo mejor alguien de la afición, de la prensa ví insatisfacción. Creo que estamos en una situación que hace no mucho, anhelábamos. Estábamos a siete puntos de La Hoya Lorca, hará ahora en marzo dos años, y lo recuperamos. Yo lo que quiero es decir eso. Me molesta mucho cuando dicen que en el fútbol, no hay memoria. Creo que sí que tenemos que tener memoria, porque yo siempre tendré memoria del Alba. Cuando yo no esté aquí yo tendré memoria. Estamos mucho mejor ahora que cuando ibamos segundos en Segunda B a siete puntos del líder. Yo estoy ahora en mi objetivo, antes, no. Poco a poco iremos aprendiendo, cada derrota yo aprendo y necesito aprender. Por eso pierdo. Mi equipo ira a más; ya lo he demostrado. Mi equipo en la segunda vuelta irá a más. Si mi equipo fuera en descenso, entendería que me dijeran algo, pero es que ahora no. En el comentario del otro día, me expresé mal, puesto que estaba triste y disgustado por la derrota. Si me confundí, pido disculpas. En el fútbol debería de haber memoria, puesto que yo la tendré siempre. En mi contrato no hay ningún tipo de cláusula, ojalá esté aquí hasta el 2028. Diez años más“, señaló el gallego.

Por último, quiso destacar el preparador gallego que “todos los jugadores del año pasado que se fueron, se han ido a Segunda A. Ninguno a Segunda B. Todos están colocados. Todos queremos quedar más arriba, por entre otros motivos, de salario. Somos ambiciosos a las narices, aunque a veces me pueda confundir en lo que digo“, finalizó.

Compartir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Sé el primero en comentar

Dejar un comentario