Alborea y Alcalá del Júcar deleitan a los senderistas que han participado este fin de semana en sus rutas

Senderismo

Este fin de semana las rutas senderistas de la Diputación de Albacete han disfrutado las rutas programadas en las localidades de Alborea y Alcalá del Júcar.

El sábado, el grupo de senderistas realizaron la “Ruta Peñarcón Fuente del Abrevador” en Alborea, localidad que se encuentra al noreste de la Manchuela Albaceteña y limita con la provincia de Valencia y el Río Cabriel, uno de los ríos mejor conservados de la vertiente mediterránea.

El origen del pueblo está vinculado al proceso de la Reconquista y a sus posteriores efectos repobladores, aunque existen vestigios de yacimientos arqueológicos posiblemente prehistóricos y el testimonio de un hermoso puente, destacando entre el patrimonio histórico la Iglesia de la Natividad del siglo XVI de estilo barroco, y conocida popularmente como “la Catedral de la Manchuela”, lugar que visitaron los senderistas tras la comida junto a la Cooperativa del Campo “San Isidro”.

Los senderistas atravesaron el paraje de La Chiquera, el Corral de Costuras, el paraje de la Ceja, y la fuente del Abrevador, con unas cotas máxima de 735m. en el entorno del Valle del Cabriel en un espacio de gran interés ambiental y paisajístico durante aproximadamente 5 horas de duración.

El domingo, los participantes realizaron la ruta “Entre barrancos” y visitaron los encantos de Alcalá del Júcar y su maravilloso entorno en una ruta circular con punto de partida y finalización en la Playeta y visitando también la ermita de San Lorenzo.

Alcalá del Júcar fue, hacia el siglo XII, fortaleza musulmana formando la línea defensiva en la ribera del río Júcar. Es un municipio español situado al sureste de la península ibérica, siendo uno de los municipios más bonitos de España, declarada Conjunto Histórico Artístico desde 1982 y capital turística de Castilla La Mancha.

Una playa formada en la parte derecha de la hoz del rio Júcar, desde la que se contempla el Bolinche de Manazas, el Castillo y la presa que lleva al puente Romano para iniciar la subida de la senda de “las Zetas”, antigua calzada romana por la que iniciaron la ruta los senderistas hasta la aldea de El Cerro, con unas vistas espectaculares y con varios miradores para continuar por el camino de los Pumarejos bajando la senda del Batán donde degustaron el plato típico de la zona en “Los Fogones del Chato”.


Antes del punto y final de la ruta los participantes visitaron el casco histórico y las distintas cuevas de Duende, Masago, Garaden y Diablo de Alcalá del Júcar.

La próxima ruta, será después el día 29 de Octubre en Bogarra.

Compartir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Sé el primero en comentar

Dejar un comentario