“El árbitro no supo llevar el partido por su prepotencia”

Aira se mostró crítico

Nadie acabó contento en el día de ayer con la actuación del colegiado murciano Gallego Gambín. Y es que la actuación del trencilla fue bastante discutible en un partido que no tuvo precisamente brusquedad ni juego violento, por ninguna de las partes.

Pero el colegiado no lo entendió así, y señaló hasta 3 cartulinas rojas y 9 cartulinas amarillas en un partido ‘limpio’ y que se complicó él solo. No intentó mediar con los futbolistas ni tampoco dejó hablar a los protagonistas, los futbolistas. Y es que en cada ocasión que cualquier futbolista se dirigía a él, éste le mostraba la cartulina. Dando igual el color.

Aira habló en sala de prensa a la conclusión del partido que le convirtió en el entrenador del equipo líder del grupo, y un tanto mosqueado reflexionó sobre el trencilla que en ‘suerte’ le había tocado: “Se le ha ido de las manos el partido desde la primera amarilla a Mickael Gaffor en el túnel de vestuarios. Únicamente le pregunta por una acción al final del partido y sin mediar palabra le saca tarjeta. La segunda cartulina ya la habéis visto, y a partir de ahí creo que no ha sabido llevar el partido“, dijo el técnico blanco.

Las razones del porqué no supo llevar el colegiado murciano un partido en el que no hubo mucha complejidad arbitral (acciones peligrosas, penaltis o rifi rafes entre jugadores) estaban claras para José Manuel Aira, quien aludió a que “el árbitro no supo llevar el partido más por su prepotencia que por falta de recursos a nivel técnico. Es un árbitro que no se puede hablar con él, no se le puede decir ni hola. Lo conozco un poco y así creo que no se puede dirigir un partido de fútbol“, aclaró el de Ponferrada tras la victoria de su equipo por tres a cero.

Compartir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Sé el primero en comentar

Dejar un comentario