Garrido, (previo paso por taquilla) animó al Alba desde la grada

No se sentó en el palco

Como señal de protesta hacia la directiva del CD Toledo, el presidente y máximo accionista de la entidad manchega no se sentó en el lugar habitual habilitado; es decir, el palco del estadio. Y es que no sentó nada bien a la directiva del club albaceteño la disposición con que la vecina directiva toledana actuó para con el partido, y ni mucho menos para con la afición del Albacete Balompié.

Por ello, en la tarde de ayer, el José Miguel Garrido Cristo varió el planteamiento que de normal tiene antes de acudir a los partidos que el Albacete juega. Y es que ayer, antes del comienzo de partido, se colocó en la fila de las taquillas del Salto del Caballo para retirar su asiento en la zona habilitada para los albacetistas.

Esperó como uno más en la cola y pagó religiosamente los 20€ que costaba el papel ayer en Toledo para ver al Albacete Balompié. Además, el máximo accionista de la entidad se integró en la numerosa grada albaceteña, animando, coreando e incluso haciendo la ola en lo que fue un escandaloso 0-6 al CD Toledo en su propio estadio.

Desde luego que pocos clubes pueden contar con la representación que de su club hace José Miguel Garrido, un madrileño que fue adoptado por la ciudad de Albacete y que tras lo visto ayer, parece ganarse la ‘nacionalidad’ albaceteña con gestos tan carismáticos como el de ayer.

 

Compartir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Sé el primero en comentar

Dejar un comentario