La historia se mezcló en las rutas senderistas de Socovos

Rutas provinciales

Este fin de semana los senderistas visitaron la localidad de Socovos, un municipio situado al sureste de la península ibérica, en la provincia de Albacete, que limita con la Región de Murcia.

En la bienvenida y transcurso de la ruta, que arrancaba desde la Plaza Doctor Fuster participaron el alcalde D. José Luis Sánchez Gil, su hermano Pedro  el cual explico durante el transcurso de la jornada todas las variedades de nogales y diversa vegetación que se encontraron los participantes, así como la concejala Doña Amparo Moreno.

Desde allí, atravesando el pueblo siguiendo la línea de la Falla de Socovos, subieron por la Cuesta Navarro hasta la Loma del Conjuraor, una loma que cuenta con los yacimientos arqueológicos desde el neolítico, así como el valle que fue el origen de la población que existía en el municipio.

En el recorrido se alcanzaron más de 1000 metros de altitud en una ruta que discurrió por los parajes de la baja montaña del municipio de Socovos aunando dos hitos culturales principalmente: las pinturas rupestres esquemáticas y el barranco de robles de Casa Roja por un lado y por otra parte la unión de los dos núcleos de la población de Socovos a través de un paso nunca hecho antes por senderos que llevaban sin transitarse hace más de 60 años y que se han recuperado para esta ruta así como otros inéditos, gracias a la colaboración del Grupo Senderista de Socovos.

Unas vistas muy bellas y de gran interés natural y cultural las que pudieron divisar los participantes de todo el valle de Socovos como la Solana del Molinico donde los senderistas hicieron un alto antes de continuar por la senda recuperada hasta llegar al arroyo de Benizar donde se evidenciaron restos arqueológicos .

A media ruta, el Ayuntamiento tenía preparado un aperitivo para reponer fuerzas, en un lugar maravilloso en los márgenes del arroyo donde se ubican varios molinos, algunos ya en ruinas, que era el sustento de la molienda en Socovos hasta hace cincuenta años.

Tras bordear Cerrabú, las Casas de Arroyo y Casa Roja los senderistas se encontraron con un barranco con centenarios y gigantescos robles  singulares, en el robledal de la vaguada, en la zona más seca de los últimos 75 años, siendo un lugar único en la provincia de Albacete

La ruta finalizaba con la subida por el sendero utilizado antiguamente por buhoneros y recoveros que transitaban desde Los Olmos hasta los caseríos del Arroyo para vender y comprar sus productos.

Además de una ruta con mucha historia, con extensas explicaciones sobre las pinturas rupestres que forman parte del arte de la localidad que posee un gran interés arqueológico con figuras humanas superpuestas y donde se han encontrado monedas de la época de Claudio de la edad de bronce con Bañuelos que han perdurado más de 1000 años desde la época romana.

Los participantes se trasladaron al restaurante en la vecina pedanía de Tazona y por la tarde visitaron el Castillo de Socovos y la colección de fósiles de José Antonio Serrano.

Compartir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Sé el primero en comentar

Dejar un comentario