El Alba, ¡más líder! (3-0)

La crónica

Tercera victoria consecutiva (3-0) de un Albacete al que le bastó con esforzarse en los segundos cuarenta y cinco minutos. Con goles de Gálvez, Aridane y Dani Rodríguez los de José Manuel Aira vencieron en un partido que jugaron gran parte del mismo con superioridad numérica. El Albacete sigue así a +5 del segundo del Toledo, segundo clasificado.

 

Décimo séptima jornada de liga en el Carlos Belmonte que midió a Albacete Balompié y Mensajero canario con el fin de seguir dirimiendo la clasificación del grupo segundo de Segunda B. Los albacetenses, que dominan precisamente el grupo se enfrentarían a un complicado rival como el de Jaime Molina con la clara intención de mantener su privilegiada posición.

El Albacete Balompié necesitaba así seguir reafirmando su condición de mejor equipo del grupo en la tarde de hoy, en la que la lluvia también hizo acto de presencia. José Manuel Aira repetiría el mismo once que sacó en Toledo hace ocho días, siendo el ‘cerrojo’ Tomeu Nadal quien defendería el marco local. En defensa, el incombustible Álvaro Arroyo en izquierda y Diego Manzano en derecha serían los laterales, mientras que Adri Gómez y Carlos Delgado volverían a comandar a la defensa menos goleada del fútbol español hasta el momento. En el centro del campo, Josán y Héctor Hernández mantendrían los perfiles de un equipo que volvería a disponer de Dani Rodríguez y Eloy Gila en la sala de máquinas. En punta y como hombre más adelantado estuvo el ariete Aridane Santana.

Reseñar que antes de comenzar el encuentro se brindó un emotivo minuto de silencio por el fallecimiento del que fuera delegado de campo del Albacete Balompié, Pedro Martínez Bravo. En el homenaje hacia la figura de Pedro también se incluyó el emotivo y respetuoso tributo a las víctimas del accidente de avión en el que viajaba la plantilla del Chapecoense, equipo de la primera división brasileña.

Y comenzó el encuentro vibrante, con acciones a favor de los locales y los visitantes. Eloy Gila tendría así el primer acercamiento hacia el marco de Ione, si bien no encontró el premio del gol. Después, el Mensajero se animó por los costados con Borja y Álex Cruz, quienes ofrecieron las primeras ocasiones hacia el marco de un Tomeu Nadal que buscaba seguir con su fabuloso promedio de goles encajados. Y en el 17’ a punto estuvo el manacorí de ver cercenada su buena racha esta temporada, cuando en una acción ofensiva los visitantes se quedaron a centímetros del gol. Tomeu en esa acción desvió al palo y el esférico fue repelido nuevamente por Rafa Gálvez evitando así lo que hubiera supuesto el primero de la tarde.

Tras ello, el equipo de Aira reaccionó con una ocasión de Héctor Hernández tras una acción en el perfil diestro en que Josán se zafaría de todo el mundo. El disparo del canario tampoco encontraría premio, si bien el cuadro albacetense conseguía quitarse el peligro de un Mensajero que estaba encontrándose muy cómodo en la zona de tres cuartos.

El minuto 27’ de partido cambiaría el escenario del encuentro visto, ya que, en ese instante el Mensajero se quedaría con uno menos tras la auto expulsión de Borja por una agresión hacia Carlos Delgado. Sin venir a cuento y en el centro del campo, el delantero del equipo canario propinaría un golpe al zaguero gaditano que obligó a Carbonell Hernández a tener que expulsarlo con roja directa.

El partido, que había comenzado vibrante, se fue diluyendo con el paso de los minutos de la primera parte. Un Alba algo desdibujado, pero sobre todo falto de ideas en los metros finales, donde a excepción de la movilidad de Eloy poco se pudo destacar. Eso sí, antes del tiempo de asueto, Aridane remataria un gran centro ante el que Ione no pudo hacer nada. Era el 40’ de partido, pero la acción estaba anulada por el línea tras un dudoso fuera de juego. El partido se fue así al descanso con una parroquia que esperaba más de su equipo, sobre todo tras la imagen ofrecida hace una semana en Toledo donde vencieron con rotundidad a un equipo de mayor tonalidad.

La reanudación tuvo un inicio trepidante, en el que los albaceteños consiguieron en apenas tres minutos lo que no habían podido hacer en cuarenta y cinco. Es decir, que a los 48’ de juego y tras un saque de esquina botado por Josán lo cabecearía el centrocampista Rafa Gálvez a las mallas de un Ione que no pudo hacer nada para evitar que se adelantase en el electrónico.

Pero no se quedó ahí un Albacete que siguió mejorando contra un equipo que, recordémoslo, jugó con diez gran parte del partido tras la auto expulsión de Borja. Como indicábamos, el cuadro de Aira aumentó incluso la renta en el 60’ de partido, cuando tras una indecisión en la zaga canaria terminaría yéndose José Fran de todos para brindarle el octavo tanto en la cuenta personal de ‘pichichi’ Aridane.

Un Albacete huracanado no cejaría en su empeño y volvería en el 67’ a anotar. Centro medido del estilete diestro Josan, que brindó su segundo pase de gol en el día de hoy para que en esta ocasión fuera el centrocampista Dani Rodríguez quien instaurase el 3-0 tras un escorzo. Se gustaba el Alba bajo la lluvia que veía asegurar así su tercera victoria consecutiva, la décima esta temporada bajo los mandos de José Manuel Aira.

Honroso fue cómo acabó el Mensajero el partido, ya que no se amilanó y, pese al resultado, lo intentó hasta el último minuto. El equipo albacetense por su parte, con unos espectaculares guarismos que hacen que tenga a tiro el campeonato de invierno finalizó el partido con la fortuna de no encajar tanto alguno. Y estuvo cerca, cuando los canarios volvieron a estrellar su disparo a la madera de un Tomeu que está tocado por la varita mágica. Reseñar que Rovirola, quien salió en la segunda parte por Gálvez sería expulsado antes de la conclusión del partido tras ver dos cartulinas amarillas de forma seguida. Mala suerte del ‘capitán América’ albacetense que se tuvo que ir a la ducha antes de lo pensado.

Compartir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Sé el primero en comentar

Dejar un comentario