Para Delgado, la ‘solidaridad’ es la clave del éxito de este equipo

Sala de prensa

Carlos Delgado pasó por la sala de prensa para ofrecer sus sensaciones respecto al encuentro del pasado domingo, en el que el club blanco venció por 3 goles a 0. El zaguero gaditano, que cuenta además con la confianza del técnico Aira, fue protagonista en la acción que desniveló por completo el choque, cuando en el 27′ de partido, Borja Rubiato le propinó un golpe en la cara y el colegiado terminó expulsando al delantero canario.

Habló también Delgado de la dificultad que supone mantener una dinámica como la que ostenta este Alba, pues no es tarea fácil ser el mejor equipo en todos los aspectos y poder perfilarlo durante todo un curso deportivo:

La agresión del rival fue clara; yo le forcejeé para evitar que corriera al espacio y él para quitarme de encima soltó los brazos y en ese forcejeo me dio en la cara y en el pecho. Es roja clara. Luego no sé qué le diría Borja al colegiado, yo le impido la carrera y él en un momento de desesperación suelta el brazo y me impacta.

Aunque ganemos 3-0 estamos compitiendo los partidos, nos cuesta ganarlos y competirlos bastante. Es cierto que la primera parte ellos estuvieron bien y nosotros, no estuvimos muy acertados en algunas acciones. Eso generó que el Mensajero tuviera ocasiones claras. A raíz de la expulsión es cierto que cambió un poco el partido, donde fuimos algo más dominadores pero donde nos faltó en la primera parte más claridad y velocidad en ataque. Lo corregimos al descanso y creo que salimos más enchufados, con la suerte de que en el minuto 3 hacemos el gol y ya obligamos al rival.

Creo que la clave de este equipo es la solidaridad, porque es verdad que nos hacen muy pocas transiciones de ataque-defensa, y eso hace que estemos más arropados y el rival no encuentre espacios. También al final tenemos un poco de suerte y un poco de acierto, porque cuando los rivales tienen ocasiones ahí ha estado Tomeu decisivo. Destaco la solidaridad, porque a la hora de defender somos un equipo que nos mostramos muy arropados y juntos. Y sin balón también nos mostramos fuertes.

No va a ser fácil mantener la dinámica actual, pero trabajamos día a día y el míster cada semana nos exige un poco más porque la autoexigencia nuestra y el trabajo diario va a estar la mejora. Somos conscientes de que será complicado, de que tendremos partidos que no sean tan buenos o malos, pero esos trataremos de competirlos para intentar ganarlos, como por ejemplo la primera parte de ayer que quizá no fue la mejor y tuvimos algo de dudas. Estamos en el camino.

A veces tenemos un poco de acierto y a veces tenemos un poco de suerte, que eso también es necesario en el fútbol. Entre el acierto y la suerte pues estamos teniendo todo de cara; Tomeu ha puesto un tabique y parece que no quieren entrar los goles. Mejor para nosotros.

He estado en equipos fuertes, pero lo cierto es que no recuerdo una racha tan buena. El equipo está respondiendo y estamos cómodos y contentos; tenemos ganas de más y queremos ganar los dos partidos que nos quedan antes de irnos de vacaciones. Esperemos que sean 6 puntos más y podamos mantener la distancia con el segundo clasificado.

Estábamos mojados Gálvez y yo, nos fuimos al descanso y nos cambiamos. No nos dimos cuenta de los números y teníamos el y yo cambiados los números, y escuchamos desde el banquillo ‘las camisetas, las camisetas’ y hablamos con el árbitro de lo que pasaba y nos dijo que nos las cambiásemos aquí mismo. Y lo arreglamos allí mismo. Con las camisetas empezó todo.

Compartir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Sé el primero en comentar

Dejar un comentario