Aplatanados (0-1)

La crónica

El Albacete de Aira cosechó su primera derrota como local esta temporada por cero goles a uno. En un partido donde no se estuvo fino, los blancos se vieron superados en casi todas las fases del mismo. Guridi anotó en el 77′ de partido y selló una victoria realista que ajustició al peor Albacete como local.

 

 

Vigésimo primera jornada de liga en el grupo segundo de Segunda B que enfrentó al Albacete Balompié y la Real Sociedad B en el ‘estreno’ del Carlos Belmonte en 2017. El líder Albacete se enfrentaba al décimo quinto clasificado, el filial realista entrenado por Imanol Alguacil.

Con notables bajas en el centro del campo se presentó José Manuel Aira ante su parroquia, un Belmonte que espera del nuevo año que recién acaba de comenzar un único deseo: el ascenso en unos meses a Segunda. Pero para eso aún queda mucho y el trabajo y esfuerzo diario deberá de ser la base de todo en un equipo que ya ha plasmado parte del poderío que tiene con un campeonato de invierno que se lo llevó a falta de unas jornadas para cerrar la primera vuelta.

Así las cosas, Aira alineó un once con la sola variación, obligada de Adri Gómez en el pivote defensivo, siendo el resto de pupilos los mismos que jugaron hace ocho días en Zamudio. Tomeu, Arroyo, Delgado, Gaffoor, Galas, Adri Gómez, Josán, Dani Rodríguez, Eloy Gila, José Fran y Héctor Hernández.

El encuentro comenzó con intensidad y ocasiones bajo el gélido frío albaceteño, con una Real Sociedad B que puso en serios aprietos a los locales desde el primer minuto de partido, momento en que Bautista tuvo una clara ocasión de gol tras una internada de Sangalli al área de Tomeu Nadal. No prosperó la jugada, sin embargo, pero dejó un sabor agridulce al aficionado local, que poco después vería como un fallo en cadena de los de Aira terminaría con una amonestación para el cancerbero Tomeu Nadal. Desconcentrado comenzó el cuadro que lidera la clasificación pero que respondió a la contra con un disparo desde el centro del campo de Josán poco después.

El Albacete intentó tranquilizar el tempo de un partido que tenía en los visitantes a los auténticos atizadores del mismo, con eléctricas subidas por banda y con los locales demasiado nerviosos. Y lo consiguió en parte, dominando más y mejor el esférico e impidiendo las rápidas acometidas txuriurdines. La mejor ocasión de los de Aira llegaría en el veintisiete de partido, cuando tras un saque de esquina y tras el rebote, Héctor Hernández conseguiría controlar para disparar posteriormente un latigazo que tuvo que despejar con ciertos apuros Sisniega.

Se seguía desarrollando el encuentro con el goteo de los minutos, despertando los realistas del impasse inicial y bajo la batuta de Bautista en ataque. El equipo de Aira con todo, llegaba con cierto peligro al marco del portero rival, aunque falto de eficacia. José Fran tuvo en sus botas algunos desbordes que no fueron acompañados por el resto de sus compañeros, mientras que Josán apenas se le pudo ver e incluso recibió un golpe que le tuvo durante unos instantes fuera del rectángulo de juego.

Lentos y sin ideas se estaban mostrando casi todos los pupilos de Aira en la tarde de hoy, que veía en las escasas acciones de los perfiles las únicas llegadas al marco rival. Sin centro del campo clarificador y con un ataque realista que, en cada acción hacia tambalear a la defensa menos goleada del fútbol español, el Albacete Balompié se encontraba a merced del rival. Incluso antes del descanso, tuvo la Real Sociedad B una nueva ocasión de gol, momento en que Calvillo lanzaría desde la frontal un chut que sería repelido por un salvador Tomeu Nadal.

 

 

La segunda parte prosiguió con los mismos derroteros vistos, con una Real B incisiva en los metros finales y con un Albacete que anhelaba buscar en los perfiles el desborde que hiciese despertar a una parroquia local congelada.

El equipo de Aira seguía sin estar cómodo en líneas generales, con una incómoda Real Sociedad B que desde el orden y la velocidad ofensiva transmitía incredulidad en el público local. No encontraba el Alba la ocasión mientras que la Real B, en acciones puntuales, conseguia crear pavor en la portería de Tomeu. Sangalli tuvo un mano a mano en el cincuenta y siete que solo la fortuna hizo mantener el empate en el electrónico.

José Manuel Aira no lo veía claro y dio entrada a Fran Carnicer y Aridane, intentando así voltear una desconcertada situación como la que se estaba dando hoy. El delantero canario, que apenas llevaba un minuto en el campo, tuvo la mejor ocasión de los blancos tras un cabezazo a remate de córner. Sisniega atajaría para impedir el primero de los locales en lo que a todas luces no hubiera sido justo.

La Real Sociedad B de Imanol Alguacil aguantaba con solvencia las exiguas acometidas locales, que no encontraba soluciones al entradamado defensivo realista. Pero lo cierto es que peor se iban a poner las cosas cuando en el 77’ de partido se adelantase la Real B por medio de Guridi. Falta lateral mal defendida por los blancos que veían perforada su portería a falta de diez minutos.

El Alba reaccionó al duro golpe con un disparo de Carnicer al travesaño, disipando así la ocasión más clara para los locales en un partido en el que no funcionó nada. Arrebato de los de Aira en los últimos compases, sin pivote y con un Aira que intentó dotar al equipo con más jugadores ofensivos. No funcionó sin embargo y perdió el Albacete, de manera justa y ante un rival que demostró ser el mejor que ha pasado por el Belmonte. Sin paños calientes, cabe resaltar que el Albacete de hoy fue el peor de lo visto hasta ahora, mostrando demasiadas carencias que fueron aprovechadas por los canteranos txuriurdines.

 

 

 

Imágenes de Ángel Chacón:

Compartir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Sé el primero en comentar

Dejar un comentario