Clubes pequeños pero ejemplares… el Zamudio también demostró grandeza

Ejemplares

Es el colista del grupo y realmente tiene casi imposible lograr la permanencia en Segunda B, pero la SD Zamudio se une a la lista de esos pequeños grandes clubes que no necesitan de grandes presupuestos ni masa social para dejar claro que ser grande no deja de ser una actitud. Desde el primer momento que la expedición del Alba puso pie en tierras vascas, la amabilidad y buen trato fue la nota común de todos y cada uno de los miembros del Zamudio. El estadio de Gazituaga tiene capacidad para unos mil espectadores, y aunque cuentan con 250 socios, a los partidos suelen acudir unos 150.

Lejos de los lujos de los grandes estadios y clubes, cuando el árbitro señala el descanso, los niños invaden su terreno de juego para dar unos toques al balón y hacer unos tiros a puerta. Durante los 90 minutos, los aficionados están en la misma banda del campo, casi codo con codo con los jugadores y técnicos del rival, y como suele suceder en estos estadios, la deportividad triunfa. Este sábado, al acabar el partido contra el Alba su entrenador Gorka Rueda mostró su admiración por el equipo de Aira, al que confesó que lo sigue “y da gusto verlos”. Todo un señor en un club señor.

Compartir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Sé el primero en comentar

Dejar un comentario