El Alba jugará en uno de los estadios más ‘curiosos’ del mundo

Bonito pero raro

El equipo de José Manuel Aira jugará el próximo domingo ante el Mensajero en La Palma. A las 12.30 hora peninsular, los manchegos se medirán a los canarios en el estadio Silvestre Carrillo, un feudo que sin duda se trata de uno de los más curiosos no solo del territorio nacional, si no también del mundo.

Y es que se encuentra enquistado entre montañas el estadio, con unas gradas que han sido construidas de tal forma que no han dañado a la roca y que ofrecen un ‘paraje’ único tanto al espectador como al propio jugador. Ubicado en el cauce urbanizado del Barranco de Los Dolores, desde donde arranca la Avenida de El Puente de la capital palmera. El lateral sur del campo, donde se encuentran los vestuarios, está abrigado por el risco del barranco, situándose en el otro lateral el acceso al estadio. Los fondos este y oeste son los que concentran la mayoría del aforo del campo. Aprovechando la pendiente del cauce del barranco respecto al terreno de juego, se ha construido un edificio cuyo número de plantas aumenta a medida que se baja el barranco.

Con una capacidad para 6.000 espectadores, el del Mensajero posee unas medidas desconocidas, si bien se sabe que el césped es artificial y que la climatología y el cambio de horario podría afectar al plantel de los castellano manchegos.

Compartir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Sé el primero en comentar

Dejar un comentario