El tremendo gesto de Pizana con Tomeu Nadal en Navalcarnero

Más que compañeros

A buen seguro que dicho gesto pasó inadvertido entre el aficionado, que veía como tras unos minutos finales eléctricos donde el equipo conseguía la victoria, Héctor Pizana, segundo portero del Alba y con el partido acabado, zigzagueaba entre compañeros y rivales para ir corriendo hacia un solitario Tomeu Nadal.

Para entonces todos buscaban a Héctor, autor de los tres goles el pasado domingo, mientras que el cancerbero valenciano, buscaba a su alter ego bajo palos, el manacorí Nadal. Allí, el segundo portero y que no ha jugado un solo minuto en liga, abrazó y felicitó al primer portero, alguien que lo ha jugado todo en liga regular y que recibió el abrazo de Héctor Pizana como el segundo mejor regalo de la tarde tras los tres puntos obtenidos.

Compañerismo absoluto que demuestra el pundonor, el honor y el orgullo de un vestuario que está comprometido como el que más, demostrando que el objetivo final de este equipo, pasa además de por ganar, de por hacerlo con compañeros que demuestran estar al lado en la misma línea del frente. Gesto que honra a dos grandes tipos que, junto a Carlos Cano preparan su día a día en el más absoluto de los silencios.

Compartir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Sé el primero en comentar

Dejar un comentario