La XIX ruta de senderismo provincial se traslada hasta Villarrobledo

Circuito provincial

Este domingo 14 de mayo, se celebrará la decimonovena de las 38 rutas senderistas que la Diputación Provincial de Albacete ha organizado para este año. Un itinerario que transcurre por una zona de gran interés natural y cultural, en el entorno del famoso “Cerro de la Encantá”. Una ruta lineal, denominada “El sedero del Tiempo” que comenzará a las 8:00 h de la mañana, con dificultad técnica baja, de unos 12,17 kilómetros de distancia y una duración aproximada de cinco horas.

 

En primer lugar se dirigirán hacia la zona del “Cerro de La Encantá”. Tras unos metros, dominados por tierras de labor en barbecho, llegamos a la Cañada del Canutillo, una de las muchas cañadas que existen en el suroeste de Villarrobledo.

 

Una vez cruzada la Cañada del Canutillo, el recorrido empieza adentrarse por caminos y sendas a través de zona de matorral y monte. En la margen derecha del sendero encontramos un pequeño manantial, originado por las filtraciones de agua de lluvia o nieve que se produce en áreas donde los materiales permeables favorecen la penetración.

 

Recorrerán también la Reserva Genética del “Cerro de la Encantá”, declarada como tal en 1987. Esta zona tiene un gran interés para el ecosistema y el mantenimiento de la biodiversidad, forma parte de la Red NATURA y está declarada Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) Y Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA).

También descubrirán, en el Cerro de la Encantá, un yacimiento arqueológico de la Edad del Bronce, datado en el Bronce Medio, dentro de lo que se denomina la Cultura de las Motillas o el Bronce Manchego, una subdivisión espacial por sus características específicas. 

Una zona llena de leyendas asociadas a la celebración del solsticio de verano por diversas culturas y desde tiempos remotos, una celebración con connotaciones mágicas.

 

Partiendo del “Cerro de “La Encantá” el sendero continúa por zona de monte y se adentra en los parajes de Buenavista y El Tesoro, donde el paisaje está intercalado por tierras de cultivo.

 

Encaminaremos el final del sendero atravesando el paraje de El Moral, que también forma parte de la Red Natura y está declarado Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) para el  mantenimiento y la conservación de la biodiversidad. La parte última del recorrido discurre por el paraje de “Pasaconsol”.

 

Este recorrido a través del tiempo y de leyendas termina al pie de los nuevos molinos de viento, otros gigantes de proporciones impresionantes: entre los 80 y los 100 metros de altura, sus palas pueden medir unos 40 metros.

 

Entretenida ruta llena de historias, de gran atractivo natural y cultural, que seguro harán disfrutar este fin de semana a los cincuenta participantes que se darán cita en ella, gracias a esta iniciativa puesta en marcha por la Diputación Provincial de Albacete.

  

 

Compartir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Sé el primero en comentar

Dejar un comentario