Tú a La Roda y yo a Socuéllamos

Dos aficiones históricas

Otrora las aficiones de Real Murcia y Albacete Balompié viajaban por el territorio peninsular con la intención de ver a su equipo en Segunda e incluso de verlos en la liga de las estrellas, esa categoría en donde no hace mucho tiempo, manchegos y pimentoneros disputaban sus derbis con gran pasión.

Pero de un tiempo a esta parte, mucho han decaído dos instituciones históricas como la albaceteña y la murciana, teniendo que luchar -y mucho- a día de hoy por salvar la cabeza del pozo que significa estar en la división de bronce del fútbol español. De hecho, ambos conjuntos se encuentran en una posición similar, buscando jugar los play off de ascenso y teniendo para ello que buscar el aliento de su fiel afición.

Y es que si el Alba juega su partido que le puede hacer campeón del grupo y jugar la eliminatoria de campeones, el Real Murcia jugará un partido de vital trascendencia en pos de seguir escalando posiciones en su grupo, el cuarto, para asegurarse así una plaza en la fase de promoción que comienza en tan solo unas semanas.

Los manchegos tendrán que viajar a Socuéllamos, localidad cercana a La Roda y en la que se espera una ‘invasión’ blanca (alrededor de 1.000 aficionados) ante la gran oportunidad que supondrá poder sellar la primera posición del grupo tras una irregular segunda vuelta, mientras que por su parte, los murcianos tendrán que viajar hasta La Roda, vecina localidad de Socuéllamos y en la que se espera una ‘invasión’ pimentonera (alrededor de 1.500 aficionados) ante una ocasión que supondría afianzar un puesto en la fase de ascenso.

Dos históricos con sus dos aficiones detrás que deberán coger, el domingo temprano, la carretera para ofrecer aliento a sus equipos, esos que otrora jugaban en el fútbol profesional y por lo que justo ahora, en los momentos más grises, se volcarán con sus equipos para guiarles hacia la gloria de jugar en la categoría que merecen.

Compartir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Sé el primero en comentar

Dejar un comentario