¡Victoria de campeonato! (2-4)

La crónica

Gran triunfo del Albacete Balompié en Socuéllamos (2-4) con goles de Gálvez, Aridane, Dani Rodríguez y Héctor Hernández que sirven para certificar la primera posición del grupo. Los de José Manuel Aira ganan el tercer título en la división de bronce del fútbol español y recogen el billete para jugar la eliminatoria de campeones. Héctor Hernández sigue ampliando su pichichi con el gol de hoy que le hace sumar veinte dianas y plantarse como una de las grandes referencias de la categoría

 

Repitió sistema el técnico José Manuel Aira en Socuéllamos esta mañana, con Gálvez retrasando su habitual posición y acompañando en el eje de la zaga a Mickael Gaffoor y Marc Rovirola de pivote defensivo, siendo el catalán el músculo en el mediocentro albacetista. El resto, los mismos de un esquema que hace siete días se llevaron la victoria de La Palma.

El Socuéllamos, ya descendido a tercera división, comenzó el encuentro con intensidad y bien plantado en el campo de un Albacete timorato en los primeros compases. Héctor Hernández a la contra tuvo la primera gran ocasión, si bien el canario no pudo aprovechar la lentitud defensiva azulina. El equipo local tuvo también una grandísima primera oportunidad para anotar el primer, momento en que Tomeu Nadal salvaba con un paradón el disparo socuellamino. Dominio inicial de los de Rojo, que colocaba a los suyos desde el banquillo ante un Albacete que estaba siendo alentado por unos 900 aficionados que se habían desplazado a la localidad ciudadrealeña.

Pero el potencial ofensivo del líder es abrumador, y sin llegar a controlar el partido y con la intensidad con la que habían comenzado los locales, llegaría, tras un saque de esquina, el primer tanto albaceteño. Corría el 19’ de partido y el ‘abrelatas’ Gálvez, como hace siete días en La Palma, volvía a adelantar a los suyos con un brillante testarazo. El tanto del líder hizo daño a un Socuéllamos que se veía sobrepasado por el empuje del líder, que tendría minutos más tarde otro gol a favor. Sin embargo, el trencilla lo anularía por clara posición antirreglamentaria de Aridane, autor del mismo y que daba así su primer aviso.

Y en el 31’ el aviso se convertiría en realidad, cuando nuevamente tras un saque de esquina, el canario Aridane establecería, de cabeza, el segundo tanto de los de José Manuel Aira. La afición se lo pasaba en grande, el equipo se divertía bajo el sintético y el rival parecía hundido. Sin embargo, la lesión (parece algo muscular) de Fran Carnicer hizo trastocar los planes del líder, que bajó enteros e incluso encajó gol. Pau Franch antes del descanso y tras una mala salida defensiva encontraba el hueco para plantarse solo ante un Tomeu que en esta ocasión poco pudo hacer.

 

La segunda parte comenzó con un Albacete claramente más y mejor enchufado que su rival, dominando el tempo de juego y llegando con algo más de peligro. Y fruto de ello, no tardó en llegar un nuevo gol para los chicos de Aira, momento en el que corrido el 51’ llegaría un brillante disparo cruzado de Dani Rodríguez para poner más tierra de por medio con el Socu.

Despertó poco después el equipo del albaceteño Rojo, con ocasiones para los azules y que tuvo en Tomeu Nadal a su héroe. Vaya dos intervenciones del manacorí que vinieron a reflejar la intensidad que los locales le estaban imprimiendo a un partido que se desarrollaba bajo un gran calor.

El líder se reafirmaba conforme pasaban los minutos y Héctor Hernández, de cabeza, instauraría el cuarto tanto para un Albacete que sellaba el liderato hoy en el Paquito Giménez. Aridane peinó dentro de su hábitat y el pichichi canario Hernández sumó su vigésima diana para poner el éxtasis en los 900 aficionados desplazados a tierras socuellaminas.

En los últimos minutos de un partido que ya había perdido por completo el interés se pudo seguir viendo a un Socuéllamos que no dejó de intentarlo, con un Albacete que, alentado en los aficionados blancos ya estaba más pendiente de no lesionarse o buscarse una cartulina extra. Gran deportividad entre aficiones que vino a refrendar, como en las plantillas, el gran ambiente que hoy se vivió en el estadio ciudadrealeño. Pau Franch volvió a marcar para los intereses locales justo antes de la conclusión y que sirvió para maquillar un resultado que sellaba el tercer campeonato en 2B de la historia del Albacete Balompié.

Compartir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Sé el primero en comentar

Dejar un comentario