Y llegó la primera gran reprimenda de Enrique Martín a los suyos

No quiere despistes

En la sesión de esta mañana en las instalaciones de la ciudad deportiva, hemos podido ver a un Enrique Martín que mantiene día tras día la exigencia para con sus pupilos. No pierde la compostura durante ningún momento de los entrenamientos y se muestra atento a cualquier acción o posible error de los suyos.

Y precisamente eso ha terminado pasando en la sesión de hoy martes en el que el equipo se encontraba realizando un ejercicio con balón y en el que la defensa le ha cedido el esférico al portero. Para más inri, el delantero Zozulia que por allí se encontraba ha cogido el balón y ha robado el esférico para terminar anotando uno de los tantos goles que usualmente incrusta en las redes de los campos de la ciudad deportiva.

La reprimenda del técnico navarro a su defensa ha sido notable, mostrándose incluso molesto por el error que habían cometido sus pupilos a la hora de ceder un balón que no quiere que se produzca. Y es que ya dijo en su primer entrenamiento que no quiere que sus jugadores actúen con el portero, pues éste solo tiene una cosa que hacer en el partido: parar. La especie de enfado ha sido notoria y tras ello ningún balón se ha visto ceder a los porteros en una sesión que ha concluido con una nueva charla del cuerpo técnico.

Compartir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Sé el primero en comentar

Dejar un comentario