El razonable y digno Boeing 747 del Alba (Artículo de Opinión)

Escrito por: Rubén Oliva

miércoles, 21.02.2018

La llegada de Enrique Martín al Alba supuso toda una revolución que le hizo ganarse el cariño de la afición en tiempo récord, con un equipo que despertó hasta terminar saliendo del descenso y logrando por momentos números de Play Off. El rendimiento que está sacando el navarro a esta plantilla, más allá de la concurrencia de otros lógicos factores, ha encumbrado a Martín y dejado en cierta evidencia a un José Manuel Aira al que quizás la inexperiencia le pasó demasiada factura. Sin embargo, Martín también ha sido partidario de un mensaje altamente optimista que, aunque supone parte de la forma de ver las cosas, no se ajustaba ni se ajusta a la realidad.

El único e incuestionable objetivo del Alba no es otro más que la permanencia, y si finalmente se consigue debería ser valorado como se merece. El cuarto puesto por la cola tiene pinta de que se va a vender muy caro y el vuelo que pilota Martín no debe tener otro horizonte más que evitar aterrizar en él. Y si este claro éxito para nuestro recién ascendido Albacete se consiguiera con cierta antelación todavía mejor, para empezar a preparar un siguiente proyecto donde las miras sí deberían ser más altas. Salvarse para renovar al piloto Enrique y que Nico empiece a buscar jugadores para una campaña 2018/19 más ambiciosa sería la mejor noticia. Ah, y para ello que no se baje del Boeing un tal Dani Rodríguez, por favor.