[Opinión] Todos somos contingentes, pero tú (Erice) eres necesario

Opinión de Hugo Piña

Reconozco que me costó encontrarle sitio en el equipo a un tipo como Jon Erice en el Alba. No lo terminaba de ver en el pivote defensivo (y menos aun cuando Aira se empeñó en adelantar su posición) y tampoco creía que, por ejemplo Gálvez, estuviera peor que un Jon que de manera paulatina ha ido ganándose el puesto de stopper y sobre todo el de equilibrista de los planteamientos de Enrique Martín.

Y es que nadie podrá negar que cuando Erice no está el equipo es otro. Ya que más allá de gustos personales (reconozco que Gálvez me encanta y a la vez reconozco que en Lorca vi la peor versión suya sobre el césped), la presencia del carismático jugador navarro es fundamental en un equipo que tiene adherido el estilo del ‘martinismo’ como agua de mayo (marzo por ahora).

No solo en Lorca se pudo ver a un Erice que, como indiqué al comienzo va a más, aumenta de revoluciones e incremente su posicionamiento táctico sobre el verde allá donde juega el Alba. La experiencia dicen que es un grado, notándose y mucho en el caso de un tipo que sin ser rápido ni tampoco ser brillante (pocos mediocentros defensivos lo son) dispone de la cualidad de la elocuencia para jugar al fútbol.

Por cierto, ante Oviedo y Numancia dije que Gálvez se ganó la titularidad, sí. Acabo de decir del cordobés que en Lorca vi la peor versión, también. Vengo a refrendar esto porque, que me encante la forma de jugar de Gálvez, y de reseñarlo (como me toca) cuando ocurre, no es óbice para escenificar que, como dirían en la película del gran (y albacetense) José Luis Cuerda, ‘Amanece que no es poco’, ‘todos somos contingentes, pero tú (Erice) eres necesario’ en un Alba que ahora mismo, y gracias entre otros a Jon y Rafa, nos han devuelto la ilusión por absolutamente todo (ya que no me apetece nombrar la sexta posición).

 

Sé el primero en comentar

Dejar un comentario