0-0: ¿Tienen amigos en Tenerife?

La crónica

Cuando lo dijo Enrique Martín en abril, de manera inconsciente, sabía que tenía razón. El pésimo final de temporada se jugará a todo o nada en Tenerife tras el empate (0-0) de hoy en el Carlos Belmonte ante el Barcelona B. No pudo aprovecharse de las ocasiones el cuadro manchego y tendrá que hacer lo mismo que haga el Almería en Lugo dentro de seis días

Con varias novedades en el once como la participación de Álvaro Arroyo en el eje central, Cifu en el carril diestro o Gálvez en el pivote defensivo. Así comenzó el Albacete Balompié un partido frente al filial blaugrana en el que el miedo por el descenso era manifiesto en los dos equipos. Los manchegos lo han tenido en su mano durante gran parte de la temporada, mientras que los barcelonistas han reaccionado a tiempo y en la noche de este domingo se encontraban con alguna esperanza en forma de salvación.

 

El partido arrancaría con ambos equipos bien ordenados, con una tesis bastante clara de no dejar desguarnecida la zona defensiva y con el rabillo del ojo puesto en lo que hicieran los demás rivales. De ahí nacieron las primeras llegadas para locales y visitantes, timoratas eso sí y sin apenas peligro para Tomeu y Ortolá. Con el transcurso de los minutos eso sí, se fue diferenciando el estilo de unos y otros, jugando el Barça y defendiendo el Albacete.

 

Los blaugranas de García Pimienta lo intentaban con buenas combinaciones en el centro del campo, buscando el hueco último que generase peligro para que los Nahuel, Aleñá o Rivera perfilasen el gol que les diera el aliento necesario para buscar la heroica. Los de Martín Monreal por su parte lo intentaban de manera anárquica, con gran solidez defensiva de Nico Gorosito, pero sin un generador claro que permitiera plantarse a Bela o Zozulia de forma clara en el área rival.

 

Susaeta tuvo la mejor ocasión para los albacetistas en un disparo seco ante el que Ortolá pondría las manos para taponar la única acción de peligro real. El Barça B por su parte lo intentó de diversas maneras, con un chut de Aleñá que se marcharía rozando el palo y con una combinación de Pérez con Aleñá que acabaría en las manos de Tomeu cuando el futbolista culé se plantaba solo ante el portero albacetista. Como ven, con susto final para un Albacete que en esos instantes se enteraba que Córdoba y Cultural Leonesa hacían los deberes y dejaban el descenso a tan solo un punto de ventaja.

 

 

La segunda parte comenzaría sin cambios en el Albacete o en el Barcelona B. Las intenciones de unos y otros prosiguieron de la misma forma en un Carlos Belmonte que se ponía cada vez más nervioso. Zozulia tuvo un claro acercamiento al área rival, si bien no pudo el ucraniano conectar e instaurar el primero de la noche.

 

El Barça B respondió con un disparo de Carmona al palo, previa manopla de Tomeu Nadal que evitaría la tragedia en el Carlos Belmonte. Los nervios aumentaban y el Albacete veía como Gorosito y Bela caían lesionados. De la y Aridane salieron por los lesionados y, junto a Javi Acuña, ofrecieron una cara algo más amable de un Albacete que la previa y en la que los visitantes habían conseguido dominar.

 

El rival blaugrana pese a todo tuvo en las botas de Carmona otra nueva acción clarísima de gol. El balear salvaría una vez más al Albacete con una parada que mantendría al equipo blanco en pie. Aridane poco después tendría la grandísima ocasión a bocajarro, dentro del área y fallando de manera incomprensible un chut que hubiera supuesto la tranquilidad total en el Belmonte. No pudo ser y se hubo de seguir padeciendo con un rival blaugrana que seguía fiel a su estilo, pese a que el empate no le valía. Las ocasiones se sucedieron y Gálvez volveria a tenerla para el Alba con un cabezazo que se marcharía lamiendo el poste izquierdo de Ortolá.

Sé el primero en comentar

Dejar un comentario