“Enrique Martín no deja relajarse a nadie hasta el último minuto del último partido”

Sala de prensa

Sergio González, entrenador

Kiko Olivas cambiará mañana de pareja de baile. La sanción a Calero obligará al míster a realizar una permuta en el eje de la zaga, con varias opciones sobre la mesa. “Aún no sabemos quién va a jugar ahí pero estamos preparados y yo estoy seguro de que juegue quien juegue lo hará bien”, explicó.

El zaguero hizo hincapié en que ante el Albacete espera un partido “muy complicado”. Enfrente estará un rival que “emplea juego directo y que busca hacer daño a través de las segundas jugadas”. Para hacer frente a los castellano-manchegos será necesario “salir enchufados desde el primer minuto” del partido.

En el encuentro de ida ya perdimos y la semana pasada demostraron ante el Cádiz que es un equipo que nos va a poner las cosas muy difíciles. Sé que su entrenador no deja relajarse a nadie hasta el último minuto del último partido”, enfatizó.

Kiko Olivas expresó el sentir del vestuario a tan solo cuatro jornadas para que concluya la competición regular. “El equipo está muy convencido e ilusionado. Los últimos partidos nos permiten estar ilusionados y dependemos de nosotros” en declaraciones recogidas en la web del Valladolid.

Sé el primero en comentar

Dejar un comentario