Apuntes sobre la temporada 2018/19 (Opinión)

Escrito por: 5 más el descuento

martes, 26.06.2018

Con el punto y final de las eliminatorias de promoción de 2ª B a 2ª A, más conocidas en español como play-offs, nuestro Albacete Balompié ya conoce a todos sus rivales de la campaña 2018-19.

Aunque queda tiempo para que dé comienzo el campeonato, conviene ir haciéndose una idea de lo que nos espera. Como viene siendo tradicional la Liga123, es una competición tan bonita como endiablada. Cualquier pronóstico a estas alturas, no deja de ser un brindis al sol y hasta la primavera nadie sabrá a qué juega. Entre enero y febrero, todos se miran sin saber muy bien por qué compiten, si para subir o para no bajar. Esa es una de las múltiples razones que hace que sea una categoría completamente bipolar e imprevisible.

Para colmo, el grupo está lleno de históricos, equipos hechos para jugar en Primera, se ven teniendo que competir en igualdad de condiciones con recién llegados -pienso en el Rayo Majadahonda-, o con equipos de difícil encaje -Reus, Alcorcón-, por poner sólo algunos ejemplos. Que a nadie extrañe, si el curso próximo alguno de los gallitos anda sin rumbo o algún recién ascendido coquetea con el ascenso -Elche, por ejemplo-.

El ramillete de favoritos -lo que se entiende por favoritos en la categoría-, se estira hasta, al menos, diez equipos. Perdónenme, pero en esta decena, no veo a nuestro Alba. Además, creo que, otro añito más en segunda, vendría bien para consolidar el proyecto. El año recién terminado debe servirnos de escarmiento e ir con pies de plomo.

Decía que los tres descendidos, más los asturianos, por supuesto el Zaragoza, los andaluces -los cinco-, el Tenerife y el siempre incómodo Numancia, forman el grupo de alumnos aventajados, a pesar de que todos sabemos que alguno de estos se caerá y otro u otros vendrán a animar el cotarro. Al final resulta que me salen veintidós favoritos para ascender. Y otros tantos para descender.

El Alba, nuestro sufrido Albacete, debe seguir el ejemplo del Éibar, del Leganés o más recientemente del osado Huesca. Buscar el equilibrio económico, junto con la paz institucional, casi siempre desemboca en un rendimiento deportivo positivo. Por ello, las prisas debemos dejárselas a otros. Se pasa mucho frío en Segunda B, como para arriesgar nuestra plaza de privilegio en la categoría de plata. Ya sabemos que el Alba no es de 2ª B. Y también sabemos que, a día de hoy, no tenemos fuerza para aguantar en Primera. Así que nademos con calma y guardemos la ropa. Estar en la Liga123 reporta buenos cuartos, cierto prestigio y la posibilidad de reverdecer no tan viejos laureles.

Coda: Qué triste que por una mañana aciaga, el C.P. Villarrobledo se haya quedado a las puertas de la gloria. No merecía su brillante temporada un final tan cruel. Esperemos que la hecatombe vivida ante el Almería B, no deje secuelas. A buen seguro la película de la próxima temporada acaba en beso y no en tragedia griega. ¡Vamos Villa!.

Lo de crueldad se queda corto para definir lo que le sucedió al Socuéllamos. Como dijo Mc Arthur “Volveremos“. ¡Suerte y Ánimo Socu!.