El adiós de Enrique Martín al Albacete

Su adiós

El preparador navarro Enrique Martín Monreal se ha despedido en la tarde de hoy del Albacete Balompié. De manera oficial, el técnico que hasta hoy lunes 4 de junio ha sido el entrenador del equipo manchego, se ha despedido en la sala de prensa del Carlos Belmonte.

Es un día para celebrar un trayecto como el del Alba. Entre ir y no ir, fui. Ahora he recibido un mensaje desde Pamplona, me queda la experiencia. Ha sido brutal. Nico y Víctor me convencieron, hemos conseguido el objetivo para el que vinimos. He puesto toda la ilusión del mundo, os puse a todos cachondos. Es vuestro problema si os desilusionasteis, quedó la experiencia. He motivado a la afición y a los periodistas, la realidad ha estado muy cerca. Luego una serie de imprevistos que nos desviaron de la atención, pero en esta vida hay que ilusionarse. Estoy muy satisfecho. Se debe de valorar el trabajo de los futbolistas, estamos entre los 42 principales y es un lujo.

 

En los dos últimos meses no ganamos, pero antes tuvimos dinero para vivir. El día del Barça y del Tenerife conseguimos un pequeño botín, fuera de Albacete se valora lo conseguido. Me llevo un recuerdo terrible de bonito, la experiencia no ha sido solo lo deportivo, he disfrutado del cariño de la gente de Albacete. Estoy súper agradecido al Alba, ha sido un embarazo de 9 meses donde el niño ha estado jugando.

 

Como gestor de grupos ha sido apasionante, ha sido una experiencia brutal. Es un día maravilloso por el cariño recibido. Tiene cojones. Es un día de dar gracias a Dios, hemos conseguido el objetivo del equipo. El equipo tuvo su esencia y enganchó a la gente, al final no se pudo conseguir el objetivo. Tengo la conciencia muy tranquila, muchas gracias Albacete. Estar en Segunda no tiene precio. Agradezco a los medios, lo he hecho con naturalidad. Hago mi despedida así al natural, desde que vine me mostré. La semana que viene tendré que venir varios días, pediré una prórroga para volver a Albacete el 7 de septiembre.

 

No sé si me hubiera gustado renovar con el Alba. Igual hubiese dicho que sí o que no. Por estar a gusto y trato, evidentemente claro que sí. Las cosas han fluctuado así y lo tomamos con naturalidad. La colaboración ha sido positiva, hay una base y el proyecto seguirá su curso. Ahora tendrán que elegir, aunque lo importante es que el Alba vaya hacia arriba.

 

A Heynckes lo vi entrenar de nuevo. Valoro mucho lo que tengo, no quiero ser arrogante, pero me siento muy a gusto con lo que he hecho en Albacete. Si no es ahora, será en octubre cuando me enganche.

 

He tenido un vestuario increíble. Ha sido muy bonito ver que alguien de fuera ha conseguido esto. No me quedo con los diez últimos partidos. Nos hemos salvado haciendo un campañón, si no estaríamos en Segunda B. Es verdad que no hemos ganado, pero lo importante era mantener al equipo. Objetivo cumplido. Ver el estadio casi lleno también me lo llevo, el día del Barcelona B fue increíble. No es lo mismo que vengan seis o doce mil espectadores. Todo el mundo se tiene que sentir unido en torno al club. Me quedo con un momento feo como el día que me salí de la línea y me metí con el línea. Después creo que he controlado mi comportamiento, he protestado, pero con mucho respecto.

 

Hago mi reflexión íntima y me la guardo para mí. Hubo un antes y un después, clarísimo. Pero dejaremos que el fútbol siga su trayecto. Son rachas que a los equipos les pasa, yo tengo mi análisis y reflexión personal aunque no la haré pública. Igual que ganábamos, no lo hicimos. Sin excusas. De los últimos partidos nos enfrentamos a todos los de arriba. No se trata de buscar excusas, son rachas.

 

Es algo normal lo que ha sucedido con Enrique Martín. El 30 de junio, si no te gusta, humo. Con naturalidad. El club ha comunicado que el trayecto se acaba aquí. Si fuera el dueño, hubiera decidido lo mismo; han sido once partidos sin ganar. Pero ojo, hemos sido el único equipo que se ha mantenido de los ascendidos. Como dueño del club, puedo tener una opinión. Si hubiera ganado cinco de los últimos quizá, como dueño, lo hubiera renovado. El trayecto era llegar hasta aquí. Yo mismo me digo, como vas a renovar a este. Me viene hasta bien. Me voy a casa ahora y no en octubre, nos vamos todos contentos. Es entendible, no me enfado porque no me hayan renovado. Ya sé que el año que viene voy a volver a entrenar, quiero seguir.

 

No vengo de los infantiles, no ganando sabía que no me iban a dar pipas. No tenia tampoco de garantías en caso de ganar, esto es fútbol. Hemos hecho un temporadón hasta el último trayecto. Ahora podré venir a la Feria tranquilo, lejos de ser un día triste es para estar agradecido. Mi vida deportiva ha estado bien y la social increíble. He disfrutado de todo un montón, no lo digo por cumplir. Allá donde voy hablo maravillas de Albacete. Antes tenía un concepto de Albacete distinto, me lo he pasado genial. En feria vendremos en un autobús. Puedo controlar mi llano, me voy muy agradecido de la primera hasta la última persona. Esta ha sido mi vida en Albacete. El fútbol da muchas vueltas, quien sabe si retornaré dentro de cinco o seis años. Si tengo que echar una mano.

 

De haber renovado, imagínate. Y en septiembre a la calle. No me gustan los compromisos, siempre hasta junio. He tenido opciones de todo tipo a lo largo de mi vida. Entre ir y no ir, me quedo con la experiencia. No pierdo ni un segundo en preocuparme. En los últimos días estaban todos acojonados, yo no. He toreado en momentos de estos y al final sabes que irán bien. En Tenerife estaba convencido de que nos salvábamos, fue un Sabadell 2.0 con el mismo árbitro. Que más puedo pedir, tengo cariño y amigos. Me voy millonario de cariño de Albacete. Vuelvo a casa con salud. Los últimos partidos han sido cuando más me han bailado los muelles, pero he aprendido mucho de mis futbolistas. He tratado de mejorar en lo colectivo. Mi intención siempre ha sido mejorar, ayudarles a ir. Me gusta que se queden con el tema mental, lo demás depende de la persona. He recibido un mensaje de la plantilla que ha sido impresionante, me ha movido el corazón. No diré su nombre, le doy las gracias desde aquí.

 

Lo he trabajado mucho, en algunos casos pasará eso. Tengo otro caso como el de Dani Rodríguez, no quiero ser arrogante. Creo que ha hecho un temporadón y quizá otros menos. Con ciertos jugadores seguro que se podría haber hecho más, pero nada más. Les he pedido disculpas si he fallado yo.

Sé el primero en comentar

Dejar un comentario