Tomeu Nadal debió ir al Mundial (Opinión)

Escrito por: Bienvenido Picazo

martes, 18.09.2018

Seamos sinceros, hemos ganado un punto.

Se reían de mí este verano algunosmuchos más bien, que de fútbol saben lo que dice la pseudoprensa futbolera y sólo ven partidos de sus grandísimos equipos. Los que metemos el hocico hasta en la liga bangladesí, sabíamos que en Segunda división hay algún portero con más enjundia que los que habitualmente suelen ir a la Selección. El Albacete Balompié goza de uno de ellos. El angelito responde al nombre de Tomeu Nadal y anoche nos regalóotra exhibición. No es perfecto, ya se vio en Las Palmas y Reus, o no se comunica con su defensa como debiera, pero que el Albacete está en Segunda y ha empezado la temporada como un tiro gracias a él, poca gente lo cuestiona.

A estas horas en Cádiz siguen maldiciendo a sus ancestros y en otras latitudes, ya estarán tratando de echarle el guante. Durante el verano, ese fue mi principal temor, que Nadal se volviese a su pueblo.

Ayer, no sólo nos dio un punto, sino que evitó que el Cádiz se llevase tres, que mereció por juego, ocasiones y empaque. Los amarillos (aunque anoche llevaban una indumentaria irreconocible e innecesaria), han sido el mejor equipo que ha pasado por el Belmonte en muchos meses.

Miremos la botella medio llena, sigamos mirando la clasificaciónsin darle ninguna trascendencia y sigamos pensando que como el partido de anoche nos quedan por vivir y/o sufrir unos cuantos.

Cómo sería la cosa, que el hecho de encajar a las tantas, no sentó tan mal como en otras ocasiones. Desde hacía muchos minutos se mascaba la tragedia y si el Cádiz la hubiese enchufado antes, a estas horas, ya no podríamos presumir de seguir imbatidos.

Hay que mejorar, claro, pero tampoco hay que perder el oremus. El rival fue mejor y hay que felicitarle con la mejor de lasfilosofías. Otras veces lo hemos sido (y lo seremos), nosotros. Lo importante es que no cunda el pánico al haber encadenado dos partidos seguidos en casa sin ganar.

Estamos a punto de entrar en octubre y tenemos algunos puntos más de los que los más optimistas pensaban que tendríamos a estas alturas. Quedémonos con eso.

En realidad todavía es pronto para ir de gallito, mejor ir de tapados y no hacer mucho ruido. No se trata nada más que de juntar 50 puntos cuanto antes. Lo demás es literatura. Y ya tenemos casi un quinto del botín.

Mi mujer y mis hijas me dejaron solo con “mi Alba” y se fueron a los toros para terminar de coronar la Feria. Ellas se lo pasaron fenomenal, pero para cuando nos encontramos, ya se me había quitado la cara de lelo; aunque cierto es no me quedaban muchas ganas de seguir de fiesta. Así que, volvimos a escape para Villalgordo y a preparar el salto a Palma.