Almendralejo, tres puntos sin alharaca

Escrito por: Bienvenido Picazo

lunes, 29.10.2018

A pesar del titular, hoy voy a dármelas de optimista. O mejor, de relativista.

Transcurrida la decimoprimera jornada del campeonato, y tras largas jornadas de sequía, hete aquí que volvemos de Almendralejo con el objetivo satisfecho.

Dicen las malas lenguas que el Albacete no levanta pasiones por su juego y que el resultado no fue del todo justo para el Extremadura. Tengo para mí, que cuando el mejor del equipo rival es su portero, no habremos estado del todo mal.

Los apuros, con gol encajado incluido, vinieron por el talón de Aquiles: el balón parado. Es verdad, que esas acciones nos dejan seca la boca, pero en cuanto a juego, control del tempo, contragolpes y buena definición, podemos estar satisfechos.

Y, lo más importante, seguimos siendo un bloque. Tras los cambios introducidos por distintos motivos, los blancos siguen sabiendo leer los partidos. El equipotransmite buenas sensaciones con todos remando en el mismo sentido.

La competición está alcanzando su velocidad de crucero, y las señales son inequívocas con los primeros despidos en los banquillos y el horizonte claroscuro por arriba ypor abajo. Nadie puede estar tranquilo. Esto es la Segunda División. Quien sestea dos o tres jornadas, se va al pozo. Y viceversa: un par de tardes buenas te cambian el estatus.

Recalco con cierta sorna lo de que “los blancos, no levantan pasiones por su juego, pero no veo a nadie en toda la categoría que lo haga. Quien más, quien menos, aquí todos estamos a lo mismo: ganar, y si no se puede, al menos puntuar.

Qué bien se come en Extremadura, y qué bien se bebe, y cuánto se disfruta. Los extremeños y los manchegos, tenemos muchas cosas en común. Y muy buenas.

Sin solución de continuidad, el viernes volvemos al tajo.Y qué tajo.