De rebajas por Vetusta (Opinión)

Escrito por: Bienvenido Picazo

viernes, 05.10.2018

¿De rebajas por Vetusta?, ¿la heroica ciudad dormirá la siesta?. Si se cumple la reciente tradición, Oviedo es una ganga para los visitantes, en la misma proporción, pero en sentido inverso, que el Albacete se desenvuelve mejor lejos de casa que en el Belmonte. Ergo las cuentas invitan al optimismo, sin embargo cuando acercamos la lupa, detectamos algunos algoritmos, más cautos y prudentes.

El Real Oviedo es un equipo armado, para algo más que vagar como alma en pena por la Segunda división. Ya hemos dicho y leído mil veces, que este año la Liga 123 es particularmentepotente e igualada, mas los carbayones, a priori, figuraban en el pelotón de los favoritos, puesto que atesoran un descomunal número de incondicionales, entre otras canonjías. Sirva como botón de muestra el hecho de que hasta 19.000 se han retratado comprando el abono azulón, para acomodarse en un estadio que puede acoger a más de 30.000 aficionados. O sea, que los fríos datos nos dicen que los del Principado doblan al Alba en algunos sensibles aspectos. Afortunadamente, y esto es empírico, el Alba tiene mucho más fútbol a fecha de hoy. El algodón de la clasificación no engaña, aunque ésta es muy volátil y reversible cual calcetín.

El Alba debe jugar con el dato psicológico de que los asturianosno saben ganar cuando juegan en su campo, y cada día que pasa,los nuestros empiezan a interiorizar que quien más quien menos, ya ha dejado de mirarlos por encima del hombro. El Albacete, que nos tenía deprimidos hace apenas unos meses, duerme el sueño de los justos. Afortunadamente, ya es historia.

El domingo en Vetusta, a la hora de la siesta, se presenta una granocasión para dar otro golpe de mano, suave, pero suficiente para que se enteren todos, por si algún escéptico quedara, de que el Alba de Ramis no va de farol.

Me toca recorrer medio país, pero ya me estoy regalando con el viaje. Me dan ganas de parar en cada rincón, pero esta semana Ítaca está en el Carlos Tartiere. Además, tendré que descubrirmeante Ana Ozores y, si algún desnortado no lo ha tirado aún, saludar al gran Woody Allen, pasar por delante del Campoamor y, claro, visitar salivando alguna sidrería. Vetusta, trasunto de la ciudad de Oviedo después de Clarín, es mucho más que una tarde de fútbol, aunque ya saben, el fútbol no es un asunto de vida o muerte, sino algo mucho más importante.

 

Tras apenas siete justas, ya principian a pesar los brillantes resultados a los que el Alba nos tiene acostumbrados cuando se va de viaje. El equipo, y Ramis hace bien en arengar a sus jugadores para no dormirse en los laureles, tiene cuajo suficiente para no dejarse embaucar por lo ya pasado. A poco que la diosa Fortuna, en su mejor versión, siga jugando con nosotros, nos quedan muchas jornadas de vino y rosas.