Jérémie Bela, del gol a la expulsión en la misma acción

Escrito por: Alberto Escobar

martes, 20.11.2018

Este fin de semana los aficionados del Albacete Balompié volvían a sufrir en el Carlos Belmonte. Aunque el equipo realizara un buen juego en el césped, el gol se hizo de rogar hasta la recta final del encuentro. El  tanto de Jeremié Bela que fue el héroe, aunque también tuvo algo de villano.

El gol llegó gracias a una gran jugada colectiva que el delantero francés fue capaz de rematar con un cañonazo desde la parte izquierda del área. Eufórico, el jugador salió disparado, tan rápido como su chute, detrás de la portería, para celebrar el tanto con los aficionados. Acción que le costó la segunda amarilla y la expulsión, por lo que el equipo acabó con diez jugadores los últimos minutos.

El futbolista se convirtió en uno de los grandes protagonistas del partido, gracias a él, el Albacete se llevó los tres puntos, pero esto no tiene que empañar que la celebración del gol le pudo costar un disgusto mayor al conjunto manchego. Es uno de estos actos que tanto le cuesta a entender al que no es futbolista, cómo un jugador es capaz de hacer algo así sabiendo que ya tiene una amarilla. El francés pudo haber echado por la borde todo el esfuerzo, incluido el suyo, realizado durante todo el encuentro por el hecho de no pensar antes de actuar.

Al final no hubo que lamentar la acción del delantero que, eso sí, no podrá disputar la siguiente jornada.