Precedentes Numancia-Alba: si el Alba gana en Los Pajaritos o asciende… o desciende

Escrito por: 5 más el descuento

viernes, 14.12.2018

Seis empates y mayoría de victorias para el equipo de casa en los duelos entre Numancia y Albacete en Los Pajaritos. Tres de las cinco victorias locales se han saldado con el mismo resultado de 1-0 (temporadas 01-02, 05-06 y 07-08), acabando en 2-0 el partido de la temporada 2015/16, y en un escandaloso 5-1 el último precedente: la pasada temporada el Alba de Aira perdió por esta goleada y eso supuso la destitución del técnico en la jornada 7. La nota curiosa es que han sido por la mínima los dos triunfos manchegos (1-2 en la temporada 2002/03 del ascenso a Primera y 0-1 en la 2010/11 que el equipo acabó sufriendo el descenso a Segunda B).

Todos los Numancia- Albacete se han producido en Segunda división, comenzando por la temporada 97-98, y tan solo se dio en Primera el Numancia 0-0 Albacete de la 2004/05. No es de extrañar tales datos pues el cuadro soriano afronta su 22ª temporada consecutiva en el fútbol profesional, habiendo pasado 4 años en la máxima categoría y otros 20 en la categoría de plata desde su fundación en 1.945.

 

¿Cuáles son las Probabilidades del Juego?
Numancia, que actualmente se encuentra en el puesto 13 de la tabla, es modestamente favorito en casa con una probabilidad de +120 frente al Albacete, quien ocupa el quinto lugar, con el lado visitante en +275 y el empate en +210 según pudimos comprobar con Sascha Paruk de SportsBettingDime.com. Hay un valor definido en el sorteo basado en las tendencias, particularmente un sorteo 1-1 o 2-2, que se paga en +500 y +1400 respectivamente. El Albacete solo ha perdido dos de ocho partidos fuera de casa hasta la fecha (4-2-2) y está invicto en nueve partidos consecutivos en general. Solo se han mantenido fuera de la hoja de anotaciones en dos de esos ocho partidos fuera de casa. Numancia, por su parte, es un sólido 5-1-2 en casa en el año, con su única derrota contra el segundo lugar, Alcorcon (2-0). Han anotado al menos un gol en cada otro juego en casa.