La Romareda y el liderazgo (Opinión)

Escrito por: Bienvenido Picazo

viernes, 15.02.2019

La prensa presuntamente especializada, empieza ya a hacer cábalas respecto a los candidatos al ascenso directo y a la lotería de la promoción o “play-offs”, son artículos creados con el único fin de mantener la atención y propiciar las consiguientes avalanchas de clics, que en definitiva son lo único que buscan. Es una manera algo artera, pero tan honesta como cualquier otra de ganarse las habichuelas. Como quiera que el Alba está por méritos propios en todas las quinielas, y por la parte que nos toca, no quiero dejar de destacar el desconocimiento de los plumillas encargados de elaborar tan sospechosas conjeturas.

Sin ir más lejos el Real Zaragoza, nuestro próximo rival, antes de Navidad coqueteaba con el descenso y ahora mismo acumula cuatro jornadas sin perder, anda con el ánimo renovado y mucho margen de mejora. ¿Quién se atreve a desahuciar a los aragoneses? ¿estamos seguros de que no terminará subiéndose a las barbas de los que comandan la clasificación a día de hoy?. Esto sirve para el Zaragoza y para cualquiera de los de ahí abajo y los de aquí arriba; el que sestea, lo paga. Y nadie está a salvo de sanciones, lesiones, decisiones arbitrales (de eso sabemos un rato), o simplemente una mala racha.

Es una obviedad recalcar el hecho de que los actuales cinco primeros clasificados, gozan de un pequeño margen, pero todo el mundo ve jornada a jornada lo difícil que es sacar adelante cualquier partido. Salvo el Reus, ningún otro equipo puede presumir de saber dónde jugará la temporada que viene, de lo que se infiere que todos los enfrentamientos son directos. En suma, que nos quedan diecisiete finales.

El Alba, o sea nosotros, por lo pronto ya jugamos sólo por el placer de jugar al fútbol (¡menudo lujazo!), puesto que ya tenemoslos deberes hechos, aunque a nadie se le escapa que somos firmescandidatos al ascenso y en ello estamos. Pero muy mal haríamos, y no me canso de repetirlo, en escuchar los cantos de sirena que día sí y día también, nos recuerdan lo buenos y simpáticos que somos, lo bien que jugamos y la historia que tenemos, por momentos tengo la sensación de que quieren debilitarnos con tanto halago. Pero si no somos nadie, sólo somos un equipo de Segunda. Es cierto que somos la envidia de la categoría y no lo hacemos del todo mal, pero no se nos ha subido el pavo. Seguimos con los pies en el suelo. No es nada fácil para los técnicos, conservar el sentido común y la sensatez en un grupo de jóvenes que de repente se ve en la cresta de la ola. Gracias, don Luis Miguel.

Centrándonos en el partido de Zaragoza no me resulta nada fácil vislumbrar lo que sucederá, nosotros somos más o menos previsibles, pero los blanquillos están con la autoestima renovaday no sabemos si definitivamente van a salir del pozo, rompiendo una racha tremendamente negativa como locales, o bien, el efecto del nuevo entrenador se les va a ir diluyendo. Este tipo de históricos rivales no me gustan un pelo por eso, porque más allá de la situación actual la historia juega siempre y nos recuerda, como quien no quiere la cosa, que en Segunda nunca les hemos ganado, ni en su casa ni en la nuestra.

No quiero mentar a la bicha, pero es acordarme del partido de iday me pongo como la niña de El Exorcista.