Un canterano del Albacete acerca al Olympiacos a la Champions League

Escrito por: 5 más el descuento

miércoles, 14.08.2019

Miguel Ángel Guerrero asistió anoche para que Olympiacos acerque su nombre a la edición 2019/20 de la Champions League. El conjunto griego venció 2-0 a Istanbul Basaksehir en el partido de ida y coge ventaja sobre los turcos. La Champions espera y el que fuera canterano del Albacete Balompié entre 2009 y 2010 se ha convertido en una estrella en El Pireo.

En el primer tiempo, Olympiacos  no logró consiguió tomar la delantera. Sin embargo, en los segundos 45 minutos, Rubén Semedo hizo el primero a los 55 ′ y Valbuena a los 78 ′ -con asistencia del ex canterano del Alba- hizo el último y definitivo 2-0.

Pedro Martins alineó a Sa en portería y Elambdelau, Shemedo, Meria, Cimica en la defensa de derecha a izquierda. Gillierme y Bouchalakis fueron los dos defensivos con los Pontens, George Massoura en los extremos y Valbuena detrás de Guerrero.

Olympiacos ingresó al juego con el deseo de controlar el centro del campo y atacar. El primer buen momento no llegó tarde y durante algunos centímetros nuestro equipo no estuvo por delante del marcador a 4 ‘. Específicamente, Guillerme disparó fuera del área, pero disparó un tiro, pero el balón golpeó el travesaño de Gunok.

Los visitantes intentaron golpear la cancha abierta y a las 10’ Sa dijo «no» a la separación con Visca, mientras que en el curso de la fase Crivelli falló en su cabeza. El mismo jugador tuvo otra final a 16’, con el portero olímpico saliendo del ganador nuevamente a pie.

A 21 μας nuestro equipo después de una buena combinación de Guillerme, Valbuena y Elabdelauie presionó el área, los franceses dispararon bien la pelota, dejando la pelota sobre la barra. Al final de la primera mitad de la pelea, Legend perdió otra oportunidad de anotar. Falta lanzada a la derecha, Guerrero saltó para enviar el balón.

A los 36’ Sa realizó la pelea en una fase que fue claramente iniciada por el fuera de juego de Visca. Este último giró a la derecha, Robinho no marcó en el segundo poste y se lanzó delante de la portería, con el portero portugués salvando y pateando un córner. George Massouras tuvo el último buen tiempo de la primera mitad, con la volea izquierda tratando de cruzar el área en 42 42.

Como en la primera mitad, en la segunda mitad, nuestro equipo tuvo la primera final. Poncio sacó la cruz desde la derecha, Guerrero controló e intentó un disparo, pero Gunok estaba en el poste derecho y bloqueado. Tres minutos después, en el minuto 49, Pontense cubrió a Valbuena, y el francés envió a la «diosa redonda» al exterior de las redes. El dominio continuó y con 55’ la supremacía de nuestro equipo se convirtió en una meta. Valbouena llevó la falta a la derecha, Guerrero en el primer poste recibió el encabezado con Gunok instintivamente desestimándolo. Smedo, aunque presionado por Vieira, envió la pelota profundamente al hogar y desencadenó las frenéticas festividades que siguieron.

Después de una hora de carrera, los visitantes siguieron el ataque persiguiendo el ecualizador, pero cayeron ante un sorprendente Sa que respondió bien al disparo de Visca en 62 Ca y al de Caicara tres minutos después.

Pedro Martins renovó a su equipo con la entrada de Radjelovic en lugar de Pontes a 68’ y el joven serbio se aseguró de justificar a su entrenador diez minutos después, cuando ganó el penal, que fue convertido por el portero Valbuena, formando así el final 2-0 definitivo.