Retratados por el colista (Opinión)

Escrito por: 5 más el descuento

martes, 15.10.2019

Aunque hay cosas más importantes en la actualidad que el devenir de nuestro Albacete Balompié, vamos a comentar las impresiones (con datos) que deja el equipo no solo tras la derrota de ayer ante el Real Oviedo sino tras las jornadas de Liga que van transcurridas.

En efecto, el Alba quedó retratado en la segunda parte ante el Oviedo, pero quedaron retratados también la deficiente planificación de la plantilla, el “humo” que vendió Mauro Pérez (no así Ramis) al decir que la plantilla de esta temporada era “superior” a la del curso pasado, y el espejismo del puesto que ocupaba el equipo en la clasificación… Ya se dice también que Ramis tiene menos “flor” que la temporada pasada, pero es que con los mimbres del año pasado era más fácil tenerla que con los de éste.

Vamos por partes: Está claro que el tope salarial condiciona mucho la confección de la plantilla, pero aun así tendrían que haber previsto los técnicos tener recambio para algunas posiciones en las que no hay (laterales, centrocampistas no de contención…) cuando en otras posiciones hay exceso, además con poco peso específico (medios centros defensivos). Y con una plantilla tan corta, vienen sanciones, lesiones y/o convocatorias de selecciones que dejan el equipo diezmado, como ante el Oviedo. También hay que tener en cuenta, en descargo del cuadro técnico, que las cesiones, hasta ahora, no han dado resultado. Mauro Pérez no puede “vender humo” cuando en la plantilla de la temporada anterior estaban Febas, Eugeni, Tejero, Gentiletti, Erice –y luego Dani Torres-, Olivera  –luego B. Herrera- y en la actual, excepto A. Benito y Kecojevic, no hay recambios de garantías prácticamente para ninguno de ellos. (De la columna vertebral, sólo quedan Toméu y Zozulia). Mejor ser cauto, como Ramis, que sabe lo que tiene (no se pueden pedir peras al olmo), y como la plantilla que, en general, dicen que lo prioritario es conseguir los 50 puntos cuanto antes, y no es una cantinela sin sentido porque el camino hasta enero se puede hacer muy largo (y esperar que en enero se acierte con los refuerzos). Por otra parte, la clasificación, teniendo en cuenta el juego y merecimientos del equipo hasta ahora era muy superior a lo esperado por lo visto sobre los campos, pero después de unas jornadas más, lo normal es que el equipo esté de mitad de la tabla para abajo y tendrá que pelear como lo hizo en la primera parte ante el Oviedo para ir sumando puntos procurando no cometer fallos garrafales para encajar y poder seguir rentabilizando en forma de puntos los pocos goles que se marcan (hasta ahora la rentabilidad era exagerada).

Si el equipo juega como ayer en la segunda parte, no hay equipo inferior al nuestro (el Oviedo era colista); si juega como en la primera y teniendo a Silvestre, Manaj y Fuster, puede ser superior a algunos (esperemos que, al final, al menos a cuatro), pero no podemos esperar que se clasifique para los play-off.

Silvio Tébar