Gol de Zozulia en el Fuenlabrada – Albacete-LALIGA

Zozulia, rey del Fernando Torres (0-1)

Escrito por: Hugo Piña

domingo, 20.10.2019

Victoria del Albacete Balompié en el Fernando Torres merced al gol de Zozulia en el 59′. Sufrió el equipo manchego en la matinal de este domingo para sumar de tres, algo que en el coliseo madrileño hacía mas de un año que no ocurría. Desde el 7 de octubre concretamente no perdían los kirikos hasta la llegada de un Zozulia que, de la magia de Manu Fuster, doblegó al equipo revelación

Con varios cambios respecto al tropiezo siete días antes frente al colista. Así iniciaba el Albacete un partido en Fuenlabrada donde Luis Miguel Ramis optó por variar el dibujo en fase ofensiva a un 4-2-3-1 con Zozulia en punta y la entrada de Manu Fuster para reconvertir el juego manchego. Además, Alberto Benito entró en el lateral derecho y Kecojevic se marchó al banquillo, con Caro desplazándose al eje junto a Arroyo. Eddy Silvestre por su parte entró en el doble pivote junto a Karim Azamoum, formalizando la barrera defensiva previa contra un Fuenlabrada que acumulaba más de un año sin perder en el Fernando Torres.

El partido comenzó bien para el Alba, con posesiones y con un Dani Ojeda enchufado. Acciones peligrosas que también se veían desde los laterales, con García y Benito siendo descarados y con un Fuster sin miedo a la terrible lesión que quince días antes, también en tierras madrileñas, sufría. Pero el Fuenlabrada pronto comenzó también a mostrar sus armas, con un juego ofensivo rapidísimo y con contra en las que los manchegos sufrían bastante. Se igualaba pese a todo el partido en el Torres con los locales fiándolo todo al juego aéreo de Nteka y a la fugacidad de Hugo Fraile, mientras el Alba hacía lo propio con Dani Ojeda en el extremo diestro.

El duelo poco a poco se iba igualando y solo las acciones a balón parado determinaban algo más de peligro. Fraile y José Fran lo intentaron desde la frontal y Dani Ojeda repelió el peligro a favor de los manchegos con varias acciones en las que faltó definición de cara a portería en todas ellas. Equilibrio en casi todos los ámbitos de un partido donde, como no podía ser de otra forma se marchaba 0-0 al descanso.

La segunda parte arrancó con un Fuenlabrada más ofensivo, adelantando líneas y presionando mejor a un Albacete que eso sí se manejaba como pez en el agua ante dicho escenario. Bien plantada y sin pasar grandes apuros, los pupilos de Ramis Monfort formulaban un partido suficiente en líneas generales.

Y mejor le iban a ir las cosas al Albacete Balompié cuando llegados a la hora de partido anotase Roman Zozulia. Gran acción del Alba con balón en la que Manu Fuster le metió magia a un balón que el ucraniano sentenció tras un martillazo con la testa a las mallas locales. 0-1. y el Albacete que conseguía adelantarse en el marcador merced a una gran acción de equipo.

Mere Hermoso, técnico local, introdujo las variantes como I. Salvador para azuzar la parcela ofensiva de un Fuenlabrada algo agotado. Sin embargo, el impetu de este a punto estuvo de lesionar a Eddy Silvestre tras una acción en la que el color de la tarjeta fue amarilla aunque dudosa.

Los minutos finales fueron de acoso y derribo local con Salvador y Riera achuchando a un Albacete que se defendía con garantías. Ramis tuvo mala suerte con la permuta de Barri, que entró en el 81 y el 88′ tuvo que ser sustituido tras una lesión muscular. Los últimos segundos sin embargo sí supo controlarlos el equipo blanco que finalmente no cedió y derribó un muro como el kiriko, que desde el pasado 7 de octubre pero de 2018, no perdía en el Torres.

Gran imagen hoy del Albacete que sumó tres nuevos e importantísimos puntos para la causa, que no es otra que la de la permanencia cuanto antes para después soñar con lo que el tiempo y la materia deje.