Karim Azamoum en el Albacete – Cádiz. MATEOVILLALBA

Azamoum se postula como central y Capezzi podría entrar en el doble pivote

Escrito por: Hugo Piña

viernes, 15.11.2019

El Albacete Balompié jugará mermado este sábado en La Romareda. Con hasta 5 bajas se medirán los manchegos a un Zaragoza al alza que viene de superar su primera gran crisis de la temporada.

En referencia al equipo albacetista, Luis Miguel Ramis tendrá que calibrar las ausencias de 3 de los 4 defensas centrales que tiene en nómina. Caro, Gorosito y Kecojevic no estarán este sábado y solo Arroyo prevalecerá sobre los demás.

Con todo, el dibujo habitual del 4-2-3-1 parece inalterable para un cuerpo técnico que desgañita desde hace días en formalizar la mejor defensa posible. O al menos la que más garantías pueda ofrecer en un escenario que aprieta como el que más, con unos 20.000 espectadores de media en cada partido.

La polivalencia pero sobre todo el físico de Karim Azamoum parecen haber sido los elementos a designar por un Luis Miguel Ramis que sabe que tendrá que jugársela. Sin canteranos a los que echar mano en el eje, el de Tarragona tendrá que suplantar a Caro y Kecojevic con la presencia del franco-argelino.

La pareja Arroyo-Azamoum será (en caso de darse) la gran novedad de la temporada en la retaguardia, algo que por cierto hará remover otras zonas del campo. En el ya definido dibujo de Ramis, con defensa de cuatro y dos medio centros defensivos por delante, el técnico tendrá entonces otro dilema: Cubrir la ausencia de Azamoum junto a Eddy Silvestre.

Y el que está llamado a entrar en el once no es otro que el italiano Capezzi, quien apenas ha venido contando para el entrenador estos quince primeros partidos de liga. Capezzi tendría que entrar en el doble pivote de manera obligatoria, dado que Barri no está disponible todavía y la presencia de Susaeta o Pedro Sánchez haría reducir las opciones en ataque.

Con todo y con ello, las opciones de sumar del Alba en Zaragoza se han visto puestas en riesgo. La irregularidad de los manchegos este curso y la necesidad de los maños hace que el partido contenga tintes claramente locales, algo que por otra parte podría beneficiar a aquellos que apuesten por el Alba (ha sido capaz de ganar en Huesca y Fuenlabrada; y al Cádiz) como gran estrategia.