Dani Ojeda: «No se puede ser tremendistas y mirar solo lo malo»

Escrito por: Hugo Piña

miércoles, 27.11.2019

El protagonista este miércoles en la sala de prensa de la Ciudad Deportiva ‘Andrés Iniesta’ ha sido Dani Ojeda. El canario ha conferido así su particular visión a la situación de un Albacete Balompié que vive en convulsión tras la enorme irregularidad que todavía mantienen pero sobre todo tras las declaraciones de su técnico Ramis cargando contra la afición.

 

LA COMPARECENCIA DE DANI:

  • Las derrotas en casa nos fastidian, hicimos un buen inicio de partido y encima nos pusimos por delante. Tuvimos dos errores puntuales y el partido se nos puso inexplicablemente en contra. Nos fuimos cabreados y fastidiados, ya pensamos en el siguiente rival y en no cometer esos errores.
  • No estamos siendo regulares y aun así estamos en una posición privilegiada. Siendo irregulares estamos arriba, eso nos permite mejorar con tranquilidad. En casa tenemos que mejorar mucho, fuera somos más compactos y nuestro debe son los partidos del Belmonte. Toca trabajar y corregir muchas cosas que hacemos mal.
  • El primer gol nos hizo mucho daño. Por todo, por la forma en la que fue y por lo bien que estábamos, nos sentó como un jarro de agua fría y el segundo ya nos congela. No supimos darle la vuelta y tenemos margen para ello. Fue una derrota pero también nos quedamos con muchas cosas buena.
  • No es una temporada rara, estábamos sextos hasta hace nada. No se puede ser tremendistas y solo mirar lo malo. Hemos ganado 1-0 siempre y tenemos una diferencia negativa, somos conscientes de ello y de que muchos equipos están peor que nosotros. A partir de ahí, tenemos que ser regulares e ir hacia una linea ascendente. Sabemos que la Segunda es complicada, hay gran competitividad.
  • Hay que mejorar la efectividad goleadora pero firmo ganar 1-0 siempre y subir. Generamos muchas opciones de gol pero no las convertimos, negarlo sería una locura. Lo importante pese a todo, es puntuar.
  • El año pasado tuve la suerte de ascender en Granada y antes también lo hice en Lorca. El mensaje que quiero lanzar es el de hacer ver a la afición que son muy importantes para nosotros. Y cuando se hacen cosas importantes es porque existe una comunión entre equipo y afición, a partir de ahí la culpa de perder es nuestra, del equipo. También digo que cuando juegas en casa y recibes el aliento de tu gente, te ayuda. No es culpabilizar a nadie, pero es verdad que a la hora de hacer cosas bonitas es necesario el calor de la afición. Lo he sentido como rival y me gustaría tenerlo ahora jugador del Alba, siempre ha sido jodido jugar en el Belmonte.
  • Es evidente que hay un exceso de exigencia, el año pasado se estuvo muy cerca del ascenso. La gente exige lo del año pasado y sinceramente no ayuda a nadie, este año se ha hecho una planificación diferente. Estamos en una situación privilegiada y sabemos lo difícil que es. Trabajamos para ser mejores, pero comparar no ayuda mucho.