Gol de Eddy Silvestre en el Zaragoza-Albacete. LALIGA

A Madrid, contra el Rayo (Opinión)

Escrito por: Bienvenido Picazo

sábado, 14.12.2019

El Rayo Vallecano de Madrid no es, ni de lejos, el rival contra el que hemos jugado más veces, pero sí es un rival que nos resulta de lo más familiar; quizá sea el hecho de que, probablemente, es el único rival al que nos hemos enfrentado en Primera, en Segunda y en Segunda B. Este dato no sé si es científico, porque yo me manejo más con la memoria que con los cerebros electrónicos. De hecho, hay gente de mi entorno más cercano, que afirma que no me manejo ni con los electrónicos, ni con los de masa encefálica.Cosas de la confianza.

En plenas vísperas navideñas vamos a rendir visita al que otrora fue el tercer equipo de Madrid. Ya no. El mundo ha cambiado y, entre que en la capital han surgido rivales muy serios por todas partes y que los franjirrojos están en crisis cada quince días, vamos al estadio de Vallecas a jugar contra un rival que en verano era claro favorito al ascenso y que, casi en la segunda parte de la competición, todavía se debate entre mares de dudas. Digamos que estamos en tesituras muy parecidas. Tan es así, que somos cuasi gemelos en cuanto a lo de actuar como locales, al Rayo le cuesta un mundo sacar sus partidos adelante cuando oficia de anfitrión, sólo ha ganado tres de nueve en Vallecas. El Alba está obligado a hurgar en la herida, como asimismo debe intentar ponerse por delante y guardar la ropa. Resulta desazonador, vercómo hacemos lo más difícil y no sabemos manejar el tempo de los partidos, no entiendo cómo don Luis Miguel no aplica la máxima que tan efectiva resultó en el pasado. Imagino que los jugones de este año, no son los de antaño y eso ¡ay!, nos penalizade forma muy severa. Es en el centro del tablero donde se dirimen los partidos, y ese es nuestro gran hándicap. No creo tanto que nuestras carencias estén arriba, como en el centro.

La cita madrileña, se me antoja que es algo más que tres puntos, en primer lugar por la importancia del rival, seguido del hecho de que si ganásemos, daríamos un salto de calidad importante de cara a las vacaciones de Navidad y, en tercero, por el hecho de que el sector más beligerante de la afición rival, sigue encastillada en viejas consignas y, en absurdos e infundados rencores. Si de mí dependiese, Zozulia saltaría como titular, más allá de lascualidades futbolísticas que atesora, el hecho de asumir el chantaje de unos cuantos intransigentes, sentaría un lamentable precedente. Si juega o no, que sea por cuestiones puramente futbolísticas. Eso sí, si lo hace, por favor que no le manden sandías y sí, algún balón. A él, como a cualquiera de los nuestros que ande por allí delante.

El Rayo, a buen seguro, cuando llegue la primavera estará luchando por el ascenso, para ellos sí que es una necesidad lo de no repetir en Segunda el año próximo, sobre todo después de haber visto el reparto de la tarta televisiva. El Alba el año que viene recibirá bastante más que este año, por lo que mantener la categoría, huelga repetirlo, sería todo un éxito.

Lo de los derechos catódicos, clama al cielo, los más ricos se harán más ricos todavía y los demás a galeras, a remar al ritmo que marca el cómitre, o sea, toda la ralea de vividores. En otros países menos plutocráticos, el reparto se hace de forma ecuánime, en España, por mucho que nos lo envuelvan en el papel de celofán de la progresía, no conseguimos dejar atrás el caciquismo.