No diga Mauro, critique a SKYLINE (Opinión)

Escrito por: Rafael Gil

martes, 04.02.2020

Cerrado el mercado de fichajes y después del partido de Oviedo, donde ocurrieron cosas muy raras que darían para escribir una enciclopedia. Ahora toca reflexionar qué puede pasar de aquí hasta final.

Mauro Pérez se ha convertido en el centro de las iras de buena parte de la afición del Alba. Sin embargo, dado el margen de maniobra que ha manejado el director deportivo, esta ventana genera dudas de la responsabilidad en cuanto a las bajas expectativas de los refuerzos que tienen que sacar las castañas del fuego. ¿Es Mauro es el máximo responsable? Yo creo que no.

Sobre el tema del famoso delantero de garantías que podría haber venido. Quizás la gente esperaba algo con más postín pero la cruda realidad ha llevado a tenerte de contentar con David Querol. Ya lo decía Ramis, es muy difícil traer a un punta con cifras destacables por las circunstancias del equipo. Eso te lleva a tener a buscar alternativas, algo que no ha satisfecho a nadie. Dicho esto, conviene a hacer memoria.

Si nos remontamos a la temporada del primer descenso a Segunda B donde se trajeron un montón de fichajes, muchos de ellos infames. A aquel Albacete también le faltaba gol y vino Calle y Gluscevic. Ese delantero espigado que venía con unos guarismos astronómicos en una liga (la montenegrina concretamente) de un nivel muy inferior a lo que es la categoría de plata del fútbol español. Aquí no era lo mismo, Vladimir jugó 5 partidos sin hacer ni una sola diana. Entonces, toma sentido las palabras que verbalizó el ya ex entrenador del Alba Luis Miguel Ramis cuando dijo que no servía “un delantero de la Tercera chipriota”.

¿Por qué vino entonces Querol? El club, mejor dicho Mauro Pérez, quiso aventurarse por un futbolista cuya adaptación fuera sencilla. Es decir, si se apostaba por un delantero de Sudamérica (que seguro que hubo ofrecimientos), se tiene que acostumbrar al ritmo y al frío deAlbacete. Tanto que cuando se ha adaptado ya no hace ni frío. Un delantero de Segunda B en racha no iba venir porque seguramente tenga opciones de ascender al fútbol profesional con su equipo. La táctica de Mauro ha sido la de inundar la plantilla con mediaspuntas para cercar el área, algo que el año pasado salió muy bien, puesto que cómo el mismo recordó ni Bela, ni Eugeni ni Febas actuaban como arietes.

Entonces, ¿de quién es la responsabilidad de que el Alba no pueda contar con un recambio de Zozulia? ¿O de una alternativa en ataque? ¿Ha podido hacer algo más la propiedad? Las respuestas a estas cuestiones llevan inequívocamente a Skyline, que no ha querido invertir en este mercado de invierno. Puesto que, a priori, sí que había atacantes en el mercado que podrían aterrizado en tierras manchegas. Como es el caso de Caye Quintana  cedido al Fuenlabrada por el Cádiz, Seuku Gassama también a préstamo por el Valladolid en el club del sur de Madrid, o Víctor Campuzano pretendido por el Racing aunque finalmente se ha quedado en el Espanyol.

Al final, un director deportivo trabaja con un margen, con un presupuesto. Y el de Mauro ha sido muy limitado. Así que amigo aficionado, estás dirigiendo el tiro hacia lugar equivocado. SKYLINE ES EL RESPONSABLE. Veremos cómo sale la jugada. Quizás hubiera merecido más la pena invertir en jugadores que puedan revertir la situación, a guardarse un pellizco para un relevo en el banquillo. Lucas Alcaraz tiene mili, pero tampoco es garantía de éxito.