Dani Ojeda consigue un punto para el Albacete (1-1)

Escrito por: Hugo Piña

jueves, 02.07.2020

Punto del Alba contra el Alcorcón tras el empate de esta noche. Mala primera parte que se vio mejorada en el segundo acto, donde merecieron más los de Alcaraz. Quizá sepa a poco aunque ahora mismo cada punto es oro. 

Igual que en Santander, le costó muchísimo al Albacete de inicio. Tanto, que antes de los diez minutos ya perdía tras el gol de Fran Sandaza. Error clamoroso de Tomeu Nadal que no atajaba el esférico y que servía para poner por delante a los alfareros en el primer disparo a portería.

Tocaba remar y una vez más contracorriente. En el duelo en el que los de Lucas Alcaraz podían distanciarse a dos partidos del descenso, con seis por jugarse, el inicio volvería a condenarlos por completo. Ya pasó en Santander y hasta ese momento ocurría contra el mejor visitante de Europa.

Sin noticias de Jimenez, Ojeda, Núñez ni tampoco Zozulia, se consumían los primeros veinte minutos de un partido en donde el Alba demostraba todas sus carencias, tanto arriba como abajo.

La primera parte sirvió para rubricar dos cosas. La falta de tensión de unos y el excelente momento de otros. El Albacete daba visos de no jugarse nada en este compromiso mientras que el Alcorcón generaba peligro cada vez que pasaba de tres cuartos hacia delante. De hecho, Stoickov a punto estuvo de aumentar la renta visitante en un par de contras.

El centro del campo manchego no generaba, no servia ni tampoco sumaba en un equipo que de por sí estaba falto de tensión y brío. Con cero a uno en el marcador, el Alcorcón se llevaba parcialmente el botín.

La segunda parte comenzó con arrebato del Alba. Ocasión para Zozulia, gol de Dani Ojeda y chut al palo de Jimenez. Todo en apenas unos minutos que al menos servían para equilibrar el marcador en el Belmonte. Sexta diana de Dani Ojeda que llegaba tras una acción de fútbol primitivo: Tomeu a campo contrario, Zozulia peinaba y Ojeda remachaba para instaurar el 1-1.

Como decimos, fueron los mejores momentos del Albacete, que golpeaba con dureza a un Alcorcón noqueado tras el descanso. Fran Fernandez tuvo que mover el banquillo y dar salida a sus hombres para evitar males mayores. Entre tanto, Zozulia volvería a tener un clarísimo cabezazo ante el que Giménez respondería con suficiencia.

Bajo revoluciones el cuadro de Alcaraz a partir de entonces para que los alfareros al menos no sufrieran en zona defensiva. Manu Fuster salió al verde y junto a Pedro Sánchez canalizaron parte del juego manchego, que por entonces se jugaba la vida.

Con 10 se quedaría en los últimos minutos el Alcorcón, algo que utilizó Lucas Alcaraz para dar entrada a Javi Acuña y Miguel Ángel. Potencia ofensiva manchega para intentar llevarse el duelo de esta tarde en el Belmonte. Sin embargo no fue posible y si no se ganó, al menos tampoco se perdió contra uno de los mejores visitantes en Europa. Punto que quizá sepa a poco.

Noticias relacionadas