Depor y su caverna mediática: Se viene llorados de casa (Opinión)

Escrito por: Rubén Oliva

jueves, 23.07.2020

Una Liga de 24 equipos o repetir la última jornada. ¿Y por qué no seguir jugando hasta que los resultados sean los idóneos y el Depor salga del descenso?. Así llevamos padeciendo desde el lunes, con la caverna mediática de tertulias, radios y televisiones nacionales dando la matraca al rescate del todopoderoso Deportivo de la Coruña. Porque si en vez de ser el Depor, el involucrado hubiera sido el Lugo, Racing o Albacete no habría pasado de los cinco minutos de espacio en la prensa nacional.

Dicen los cachondos que hay que repetir la última jornada porque el Alba o el Lugo jugaron sin presión al no conocer simultáneamente el resultado del Depor. Así, de inicio, dan por hecho que el Depor habría ido ganando como si la posibilidad del empate o la derrota no fuera válida. La realidad es bien distinta, porque nada produce más presión que la incertidumbre de lo desconocido y de saber que tus balas acaban en ese momento pero tu rival (el Depor) tiene opción de respuesta quince días después. Habría que recordar a tanto ilustrado defensor del Depor que el sentido de la jornada unificada es para no beneficiar al que juega después, al que juega sabiendo lo que le vale e incluso con opción de pactar resultados con su rival para salir ambos bien parados.

La caverna que decía allá por febrero que Fernando Vázquez iba a llevar al Depor al Play Off y que calla un desastre de temporada cuyo desenlace ha sido un merecido descenso, ni siquiera se acuerda del Elche, el único verdaderamente perjudicado.

«Todos somos del Deportivo», decía una editorial de una cadena de televisión el pasado martes. El vomitivo doble rasero de la prensa nacional en la defensa de según qué clubes, no debería llegar al límite de la asquerosa campañita de presión para no descender a un club que se ha ganado a pulso el descenso. Ya está bien de inventarse excusas de mal perdedor apoyándose en la suspensión del Depor-Fuenlabrada y todo porque Lugo y Alba ganaron sus partidos, que de no haber sido así seguro que ahora estarían bien calladitos echando cuentas de qué resultado necesitan.

Noticias relacionadas