El director deportivo que llevo dentro: Khaly Thiam, músculo para la guardia pretoriana

Escrito por: Rafa Gil

miércoles, 01.07.2020

Esta semana recomendamos uno de esos jugadores que todo entrenador quiere tener en su equipo. Le aporta equilibrio, es un filón en la recuperación de balones en el centro del campo, es el primero que inicia el juego de ataque. Es en definitiva un tipo que no para de correr. Se trata del pivote defensivo del Levski de Sofía de origen senegalés, Khaly Thiam, tiene 26 años y gran experiencia internacional. Es uno de esos futbolistas de ligas desconocidas que podrían dar buen rendimiento en la Segunda División española.

Para aquellos que no conozcan a Thiam, se le podría definir como un pivote defensivo fuerte y aguerrido, tiene por tanto potencia para recorrer el campo una y otra vez. Sabe iniciar el juego, no es que sea un prodigio de la técnica pero busca el pase más fácil y tiene capacidad para desplazamiento en largo. A parte, a nivel defensivo, protege bien la pelota, gana con facilidad los lances en el centro del campo. En ataque también se prodiga, tiene buen disparo desde larga distancia y tiene peligro en la estrategia. Saca buenos cabezazos en el remate en saques de esquina y en faltas laterales. En definitiva, es uncentrocampista muy completo que tiene trazas (salvando las distancias lógicamente) a lo que era Michael Essien o Yaya Toure. Igual viendo las imágenes, a los aficionados del Albacete les puede recordar a las características de Michael Malsa o Dani Torres.

En cuanto a la trayectoria de Thiam en el fútbol europeo, se inició en el año 2012, tras empezar en el Dakar, equipo de referencia de su país, se marchó a Hungría. Primero para jugar en el filial del Kaposvar y luego para debutar en la máxima categoría del campeonato magiar. Su buen rendimiento le valió para ser traspasado a uno de los equipos de referencia como es el MTK Budapest. Allí estuvo en la 2014-15, que fue la de su consagración en el torneo húngaro. Disputando un total de 16 encuentros con el conjunto de la capital. En la temporada siguiente volvió a rendir de manera notable, con 31 partidos a sus espaldas y con 2 goles anotados. Tal fue su relevancia, que en mayo de 2015 se marchó cedido al Chicago Fire de la MLS en lo que fue un año agotador para él, allí fue alineado en 20 contiendas y haciendo un tanto en el torneo americano.

Su aventura estadounidense no duró mucho y retorno al viejo continente en la 2015-16. Lo hizo en la liga turca y más concretamente en el Gaziantepspor. Allí no tuvo mucha suerte, solo participó en 11 ocasiones en tierras otomanas.  En la campaña siguiente también fue muy tortuosa para el senegalés, probó fortuna en la liga rusa,fue en el Dínamo de Moscú, pero solo fue alineado en total en 6 partidos. Así en 2018 fichó definitivamente por el Levski de Sofía, en la liga búlgara, donde ha estado dos temporadas. Thiam acumula 22 y 19 partidos respectivamente, además allí ha tenido la oportunidad de disputar la fase previa de la Europa League.

Se trata de un jugador que puede tener mucho mercado, y también muchas novias en el panorama europeo. Termina contrato este verano en el club búlgaro. Es otro de los futbolistas que traemos en esta sección a los cuales hay que tener en cuenta para la próxima temporada. Sin duda, sería una garantía de trabajo y despliegue en el mediocampo.

Noticias relacionadas