Estas son las notas del Albacete esta temporada

Escrito por: Rafa Gil

domingo, 26.07.2020

Llega el fin de curso y cómo pasaba en el cole estamos en el momento de entregar las notas. Una valoración general de una plantilla que ha sufrido muchos cambios, sobre todo tras el mercado de invierno, que han posibilitado que el Albacete consiguiera la permanencia en el último partido.  Así ha sido el papel de los integrantes del cuadro albacetista en la campaña 2019-2020.

No Valorable

Ergás: El lateral izquierdo fue una de las apuestas del Albacete el pasado verano firmándolo por sus buenas sensaciones en el Defensor. El uruguayo fue una de las grandes irrupciones en el campeonato de su país. En Albacete, saltó de titular frente al CD Tenerife, estuvo muy nervioso y cometió errores de bulto. Es un chico joven y todavía es pronto para descartar a este jugador para el fútbol europeo. Aquí no se adaptó y ni funcionó.

Fer Navarro: El canterano todavía no ha debutado en Liga aunque sí que lo ha hecho en Copa del Rey. Es un futbolista prometedor con buen fondo físico, hay que tener paciencia con él.

Miguel Ángel: Espigado, va bien en el juego aéreo y tiene potencial para un fútbol directo. No hubiera jugado nada esta temporada porque se lesionó de gravedad antes de comenzar la liga y ha podido disputar algunos minutos gracias al parón por el confinamiento. Disfrutó de un rato en Elche donde tuvo una ocasión clarísima que no materializó, y también saltó en el Ramón de Carranza. Ha jugado poco para sacar conclusiones.

Querol: El catalán vino al Albacete para ser ese delantero que el equipo necesitaba por su evidente falta de gol y tras la marcha de Rey Manaj al FC Barcelona. Aunque tuvo unos minutos en el Tartiere frente al Real Oviedo no se le puede valorar, ha estado lesionado. Igual no tendría que haber venido, nula aportación.

Decepcionante

Barri: Ha jugado una cantidad importante de partidos, sin embargo con el salmantino en el doble pivote al Albacete le costaba controlar los encuentros. Ofrecía trabajo en la recuperación pero quizás no tiene el peso específico para hacerse con el centro del campo de un equipo como el manchego. O da un paso adelante o tiene complicada tener más oportunidades en el fútbol profesional.

Capezzi: El italiano vino con buenas referencias desde el Scudetto, sin embargo no tuvo continuidad ni tampoco se adaptó lo suficiente como para hacerse con el mando del equipo. Lo poco que jugó dio buenas sensaciones en el trabajo defensivo pero en la parcela ofensiva no fue el jugador que la dirección deportiva esperaba. Se marchó a la Serie B en enero.

Karim: El francés ha sido tremendamente irregular, ha sido un comodín tanto para Luis Miguel Ramis como para Lucas Alcaraz, pero nunca ha acumulado una cantidad apreciable de partidos seguidos en el once titular. No ha dado el resultado que ofreció en el Elche la pasada temporada. Defensivamente ha sido un hombre trabajador pero tampoco ha sido el centrocampista con el peso importante para tomar la batuta. Se esperaba más de él.

Olabe: Fallón, muy nervioso y con muchas imprecisiones en la creación. Su estado de ánimo fue menguando conforme su fútbol se teñía de gris. Tuvo la complicada misión de sustituir a Febas, le vino muy grande la camiseta del Albacete, en ningún momento fue el jugador capaz de construir juego. Se marchó al Extremadura en el mercado invernal.

Susaeta: El veterano centrocampista vasco ha tenido un papel testimonial esta campaña. Sin apenas protagonismo. De hecho, apenas ha contado con el nuevo entrenador. Saldrá del conjunto manchego este verano.

Zozulia: Se pelea con la defensa rivales, pero pobre bagaje goleador para el delantero que tiene que ser el referente del equipo. El ucraniano ha tenido lidiar con problemas extradeportivos y a partir de la suspensión del encuentro de Vallecas ha tenido la mente en otro sitio. Se esperaba mucho más de él. Si hubiera estado más acertado el Albacete probablemente hubiera estado más arriba, veremos qué pasa con el de Kiev este verano.

Bien

Álvaro Jiménez: Empezó con muchas ganas pero con poco acierto en las primeras jornadas, eso le llevó a desaparecerdurante algunos partidos. A pesar de ello, a partir de febrero mejoró y recuperó la titularidad. Su gol al Fuenlabrada fue buena muestra de ello. Ha sido un jugador diferenciador tras la reanudación del fútbol. Si hubiera sido más regular quizás obtendría una calificación mucho mejor.

Alberto Benito: El lateral derecho ha tenido mucho protagonismo con sus subidas por la banda. Sin embargo, ha tenido fallos importantes que le han costado puntos al Albacete en la recta final que le hicieron perder la titularidad en la fase más decisiva. Podría haber sacado mejor nota si hubiera terminado bien la liga.

Brazao: Es un portero con enorme proyección, lo poco que ha jugador ha sido un muro. Decisivo en prácticamente todos los choques en los que ha disputado. Si hubiera jugado más su calificación mejoraría.

Caro: El sevillano es un hombre polivalente que vale como central y también ha actuado en algunas contiendas en el carril derecho. Lento y en ocasiones le han cogido la espalda con mucha facilidad. Igual no tener continuidad le ha imposibilitado dar mejores sensaciones.

Fran García: Es peleón y no suspende nunca en sus partidos. Defiende con mucho oficio y en ataque le pone ganas. Sin embargo, no tiene las cualidades para ser el lateral izquierdo titular del Albacete, genera demasiadas dudas. Diego Caballo le ha superado ampliamente.

Gorosito: El zaguero argentino ha estado lesionado durante muchos meses y su protagonismo ha venido tras el confinamiento. Ha sido uno de los mejores y sido el capo de la defensa manchega. Quizás si su vuelta al once inicial hubiera sido antes le hubiera valido una mejor calificación. Ojalá tenga más continuidad la próxima campaña.

Ramis: El entrenador tarraconense tuvo que afrontar esta temporada con incorporaciones que estaban muy por debajo del nivel del año pasado. Con problemas evidentes para marcar gol y luego con jugadores de poca calidad a la hora controlar los partidos, han sido los principales problemas del ex del Real Madrid en el banquillo. Sin embargo, descartó a jugadores importantes que hubieran dado un plus en esta plantilla como Ortuño, Álvaro Peña y Rey Manaj. Luces y sombras en su gestión. Aun así sacó mucho rendimiento a sus jugadores.

Rey Manaj: Probablemente el mejor delantero que ha pasado este año por la plantilla del Albacete. 4 goles jugando muy poco. Su difícil carácter y su indisciplina le hicieron marcharse al Barça. Una pena que no se pudiera contar con su acierto de cara a puerta.

Sergio Sánchez: Cedido por el Cádiz para completar la defensa, en enero cuando aterrizó en el Belmonte no seesperaba la recuperación de Gorosito y eso podía hacer necesario la presencia de un central más. Ha disputado un solo encuentro en el que hizo un buen trabajo. Luego tuvo molestias musculares que no le han dejado hueco. Muy poco de él.

Notable

Acuña: Siempre pelea hasta el último balón, tiene velocidad, revoluciona el encuentro cuando sale desde el banquillo y tiene un gran salto que le permite llevar peligro en el juego aéreo. Ha tenido mucho protagonismo, pero poca efectividad con solo 2 tantos. Si este chico tuviera más pólvora sería un delantero codiciado.

Arroyo: Tendrá sus errores, pero juega con todos los entrenadores. Tiene jerarquía en defensa y es un activo importante para el Albacete. Tanto en el plano futbolístico, es un buen central, como en el humano, es uno de los pesos pesados del vestuario. Fundamental en este Albacete.

Caballo: Ha mejorado la posición de lateral izquierdo. No solo tiene oficio para defender sino que en ataque aporta alternativas interesantes. Tiene calidad a la hora de centrary fue todo un acierto su fichaje en el mercado de invierno. La próxima temporada donde se normalizará la situación tiene que ser el titular en esta demarcación.

Erice: Alabado por unos y criticado por otros, su fichaje generó dudas después de estar un año enrolado en la filas del Vancouver Whithecaps. El navarro no ha alcanzado el nivel de tiempos pretéritos, sin embargo ha mejorado las prestaciones de un Albacete que tuvo muchos problemas para sacar el balón desde atrás al principio de campaña.

Manu Fuster: El valenciano ha sido un factor determinante en este Albacete que ha adolecido de calidad en ciertas líneas. Con Manu en el campo podían suceder cosas. Cambiaba el ritmo, se asociaba, aportaba soluciones a los puntas y generaba espacios. Todavía tiene que mejorar pero es un chaval joven. Gran descubrimiento de Mauro Pérez.

Kecojevic: El central balcánico tiene oficio y es muy seguro en el juego aéreo. Se ha complementado muy bien tanto con Arroyo como con Gorosito. Quizás le falte algo de velocidad. Sin embargo, ha sido uno de los culpables de que este Albacete haya sido uno de los conjuntos de más garantías en defensa de la categoría.

Tomeu Nadal: El balear es un icono para la afición blanca. Este año ha vuelto ayudar con paradas increíbles y deteniendo penaltis (al Zaragoza) que han sido decisivos. A pesar de esto, también ha tenido fallos de bulto que han costado goles en contra y por momentos ha estado discutido en la portería manchega. Han sido un año difícil para el manacorí.

Sobresaliente/Decisivo

Chema Núñez: El mediapunta cedido por el Almería ha sido una de las incorporaciones del mercado de invierno que ha sido más determinante. Ve el fútbol como nadie, es capaz de dar asistencias a los delanteros y tiene mucha clase. Ha mejorado ostensiblemente el fútbol de ataque del Albacete. Solo le ha faltado marcar.

Eddy Silvestre: El centrocampista de origen azerbaiyano y angoleño ha sido un pulmón para los manchegos. Gran despliegue físico en la recuperación de la pelota, tenía la difícil misión de hacer olvidar a Dani Torres, aunque no ha llegado al nivel del colombiano el ex del Alcorcón ha mantenido una buena regularidad y ha sido uno de los grandes activos en el mediocampo blanco.

Lucas Alcaraz: El entrenador aterrizó en el banquillo del Carlos Belmonte una vez que Luis Miguel Ramis fuera destituido después de una dolorosa derrota en Oviedo. Aunque defensivamente ha encajado más goles, el Albacete con Lucas ha dado más peligro y ha competido con más argumentos consiguiendo que fuera un equipo difícil de vencer. Ha sabido mover la plantilla tras el confinamiento y ha gestionado a la perfección el descanso de sus hombres. Ha sido clave para conseguir la permanencia.

Maikel Mesa: La incorporación del organizador canario generó muchas dudas en el entorno blanco por sus lesiones a principio de año, en Las Palmas no tuvo continuidad y eso le obligó a buscar una salida. Ha ido haciéndose un hueco poco a poco, ha cogido el timón del centro del campo y ha permitido al Alba mejorar con la posesión de la pelota. Además, ha sido clave anotando goles decisivos. Una buena cesión en definitiva.

Dani Ojeda: Era uno de los grandes fichajes el pasado verano, el Albacete había buscado traerlo en anteriores ocasiones y era un deseo que podía darle mucha verticalidad al ataque albacetense. Ha estado desaparecido durante muchos meses, parecía no tener la chispa que le vimos en el Granada el año pasado. Sin embargo, ha sido capaz de echarse el equipo a sus espaldas tras el confinamiento. Sus goles han sido decisivos para alcanzar el objetivo. Gran talento que explotó en la fase final del campeonato.

Noticias relacionadas