La cuenta no está echada (Opinión)

Escrito por: Bienvenido Picazo

martes, 07.07.2020

Dicen que las finales las gana quien ha disputado más. En este capítulo el Alba golea a todos, puesto que llevamos casi toda esta temporada jugando una cada semana.

Sigo impertérrito mirando la botella medio llena, a pesar de los desdenes que me regalan mis allegados, que no dan crédito a mi repentino (¿e infundado?), optimismo.

Encima los arengo con que si nos salvamos, seremos firmes candidatos al ascenso a Primera el año próximo. Cuando me oyen salir por esas peteneras, empiezan las chirigotas, las carcajadas y el pitorreo general.

Me crean o no me crean, tengan fe o no la tengan, se planifique el futuro como se planifique, tengo para mí que, si salvamos el pellejo obviamente, nuestra Historia dará un pequeño giro, no de ciento ochenta grados, pero sí dará algo de alegría a la afición. A la sufrida y maltratada afición.

Esta introducción imbuida del optimismo del que hago gala últimamente, es para espantar los malos espíritus y, para recordar en voz bien alta, que llevamos la friolera de seis partidos consecutivos sin perder. Yo creo que esta rachita, no es casualidad. Es verdad que la serie está salpicada por un montón de empates, pero analicemos con mesura: con lo poco que tenemos, es un muy buen botín, ¿o no?

Haber ganado sólo cuatro partidos en el Belmonte, francamente no nos pone en una posición decorosa, pero el Sporting, tampoco cuando viaja saca mucho rédito, curiosamente son también cuatro las veces que venció lejos de El Molinón. Todo esto, no es más que fuego de artificio, la estadística ya no sirve tanto como al principio, ahora se trata de ganar, aunque sea gracias al VAR.

Como guiño sombrío del destino para los nuestros, conviene recalcar que los rojiblancos, todavía no están salvados matemáticamente y, como la categoría es como es, todavía están a tiempo de meterse en la pomada por el ascenso. Los astures, a estas alturas, no saben si suben o bajan. Más que asturianos, parecen gallegos.

Este ingrediente le da más morbo al choque, puesto que será a cara de perro, aunque la espada de Damocles está sobre nuestra cabeza. Ellos, no la tienen tan expuesta, así que jugarán con bastante más tranquilidad. Mejor, yo no quiero que los nuestros salgan tranquilos, yo quiero verlos morder y luchar por conquistar cada centímetro del campo (de batalla).

Ciertamente sí, parece que mis cuentas del otro día, ya están caducadas, puesto que todo apunta a que van a ser necesarios más puntos que nunca para no perecer. Yo aconsejaba sumar de uno en uno, pero vamos a tener que echar mano de algún triple, como si de baloncesto hablásemos. Tanto uno más uno, no termina de sacarnos del barranco en el que nos movemos desde Navidad, y digo yo, que ya va siendo hora de echar un buen órdago y morir matando, que en el fondo no es morir, sino volver a vivir.

Ya sé que soy un cansino y vivo de sueños y delirios, pero ¿qué quieren?, yo vi al Alba tutear a los grandes entre los grandes y no quiero lamerme las heridas, ni irme, sin volver a pasear mi boina por aquellos elevados templos.

Noticias relacionadas