Aceña: «El equipo tenía gasolina y no tenía dudas de que nos íbamos a salvar»

Escrito por: Rubén Oliva

viernes, 07.08.2020

Ángel Aceña ha sido el preparador físico de la permanencia. Con una impresionante labor y rendimiento, el Alba del post-confinamiento y con partidos cada tres días, ha logrado una salvación realmente complicada. Y es que los números de Aceña no dejan lugar a dudas: de los 24 puntos conseguidos por Lucas Alcaraz, 17 fueron en los diez partidos en los que estuvo como preparador físico (un 70,5% del total). Ahora, este preparador físico de la tierra nos hace un repaso de la etapa vivida:

SU LLEGADA AL ALBACETE, ¿QUIÉN LO LLAMÓ?
A través de Alberto Piernas al que ya conocí cuando estuve en Sevilla, él nos visitó por aquel entonces (en 2016). Este año, estuve en Qatar, en la Copa de África y en la asociación de Futbolistas y me encontraba sin equipo cuando me llamó Alberto porque se iba a Francia. El club me contactó y fue todo muy rápido, para intentar conseguir el objetivo.

¿CÓMO SE ENCONTRÓ FÍSICAMENTE AL EQUIPO CUANDO LLEGÓ?
Tengo que darle la enhorabuena a Alberto por el trabajo que había hecho previamente, y decidí aplicar el trabajo que ya había hecho en otros equipos donde también competíamos cada 3 días como en Sevilla o en la Copa África. En esas circunstancias es normal que la probabilidad de lesiones aumente y más ahora tras el COVID-19. Aplicamos unas estrategias de recuperación entre partido y partido, optimizar la recuperación para acusar lo mínimo posible la fatiga. El equipo estaba con ilusión porque se había hecho un buen trabajo en el confinamiento y decidimos optimizar la recuperación y la activación para el siguiente partido.

SIEMPRE VIO POSIBLE LA PERMANENCIA
Siempre es complicado porque en el fútbol puede ocurrir cualquier cosa. Después de Elche entró un poco el miedo, pero yo tenía los datos y veía las sensaciones y salvo el día del Huesca que el equipo se relajó un poco tras el 2-0, el equipo en todas las segundas partes siempre ha mejorado y ha conseguido la mayoría de sus goles. Yo sabía que el equipo tenía gasolina y si seguíamos en esa línea, no tenía ninguna duda de que nos íbamos a salvar.

LA IMPORTANCIA DEL PREPARADOR FÍSICO CON UN CALENDARIO TAN APRETADO
La labor del preparador físico se vuelve mucho más importante, hay que estar incluso más dado a la ciencia en estas situaciones. Mi misión era controlar a los jugadores mediante GPS, análisis, cuestionarios de fatiga y recuperación… y con esas estrategias hemos intentado minimizar riesgo de lesiones. La media estaba en 7,2 lesiones por equipo y nosotros hemos estado dentro de la media, podemos estar contentos con el trabajo realizado.

Noticias relacionadas