3, 2, 1,… ¿0? (Opinión)

Escrito por: Bienvenido Picazo

lunes, 28.09.2020

Todo empezó con un 3 a cero, después, dos a 0 y la última cita en Fuenlabrada, se saldó con el ya de todos conocido 1-0, que nos persigue como una cría a su mamá. O a su papá.

Siguiendo esta misma lógica, que acabo de institucionalizar, el próximo partido acabará con empate a cero, y no será hasta el quinto encuentro cuando empezaremos a ver puerta y a ganar. Lo que vendrá después, ya se lo pueden imaginar: coser y cantar.

Tratar de poner buena cara, con lo que estamos viendo en estos primeros compases de temporada, no resulta nada fácil. Los partidos se suceden y seguimos sin marcar, y lo que es peor, nuestros delanteros empiezan a jugar con cierta ansiedad y nada hay tan contraproducente como empecinarse en el bobo «sí o sí». En algún momento marcaremos y, una vez que rompamos el maleficio, dejemos la ansiedad y juguemos para divertirnos, ya verán lo bien que lo vamos a pasar.

Porque, estarán de acuerdo con este «juntaletras» en que estamos abajo por méritos propios, pero no porque lo estemos haciendo tan rematadamente mal como pinta la estadística.  Infelizmente estamos entrando en zona psicológica, adonde nos han llevado las malas tácticas, la desangelada actitud en ocasiones y la famosa mala suerte. Ya se sabe que a la suerte conviene ayudarla con trabajo y estudio, así que no nos refugiemos en excusas pueriles; y mucho menos en los VARes y los trencillas. Si esperamos arbitrajes que nos vayan a favorecer, podemos sentarnos, así que lo mejor es quitarse las legañas, dejar de llorar por los rincones y, dedicarnos a correr y morder. Y sí, también a repasar los apuntes y mejorar todas las lagunas, que si seguimos por esta senda, se podrán convertir fácilmente en el mar de los Sargazos. Y, a ver quién nos sacaría de ahí.

Con una trayectoria tan penosa, sigo viendo señales para el optimismo. He visto ganar al Alba, jugando mucho peor, así que a poco que nos apliquemos, cambiará nuestra fortuna.

Dejemos de victimizarnos, eso no conduce a nada más que a la depresión y a demoler nuestra endeble autoestima. Me suena que esto ya lo he dicho en temporadas anteriores, señal de que seguimos transitando por los extraños vericuetos, que nos tienen tan aletargados. Se hace muy triste y pesado ver al Alba en los vagones de cola.

Curiosamente nuestros tres primeros rivales, andan por las alturas, ¿no será también que nos hemos cruzado nada más empezar, con los que andan en mejor forma?. Puede sonar a excusa, pero a veces, el caprichoso calendario, hace que te tengas que enfrentarcontra equipos que pasan por un momento dulce. Quiero creer que en algún momento, la suerte nos vendrá de cara y nos chocaremos con otros, cuando pasen por períodos de crisis.

Viendo el partido de Fuenlabrada, reconozco que no tuve sensaciones premonitorias, vi el partido, ganado, empatado y perdido. La cuerda se rompió, claro, por el lado de la derrota. Con esto quiero decir, y temo parecer un loro, que no son negativas todas las cosas que hacemos, simplemente es que todavía la máquina no termina de estar bien engrasada. Ingenuamente,quizás, así lo creo.

A modo de juego cabalísticamente ñoño, si la cuenta atrás es buena, 3, 2, 1,… ¿0?, quiero creer que de ahí en adelante, será sólo cuestión de sumar.

Noticias relacionadas