El ministro Garzón arremete contra varios clubes de LaLiga, incluido el Albacete

Escrito por: Hugo Piña

jueves, 17.09.2020

La viabilidad de los clubes de fútbol, como otras muchas empresas y sociedades, depende en buena medida de la publicidad de apuestas y servicios adyacentes. Y esa es precisamente la que el Ministro Alberto Garzón pretende evitar en los clubes de fútbol a partir de octubre, con una nueva ley que les prohíba, incluido el Albacete Balompié, a mostrar casas de apuestas en camisetas, estadios o lugares de entrenamiento.

«Algunos equipos están renovando contratos con casas de apuestas y es una temeridad porque esto va a estar prohibido», avisó el Ministro de Consumo Alberto Garzón hace unos días en una entrevista.

Renovar contratos de publicidad con casas de apuestas es «una temeridad» ante la inminente aprobación prevista para octubre del decreto que regulará la publicidad del juego, decía.

«Algunos equipos de fútbol están renovando contratos por dos o tres años y nosotros consideramos que es una temeridad renovar con sponsors que son casas de apuestas, porque esto va a estar prohibido y tendrán que corregir esa actitud porque la ley es la ley», ha indicado Garzón en una entrevista en Onda Madrid recogida por Europa Press.

Según indicaba el titular de Consumo, el Gobierno está «estudiando las cuestiones jurídicas». «Pero está claro que a partir de octubre no se podrá realizar ningún contrato de patrocinio y nadie verá en su casa la publicidad tan espectacular en cantidades que estamos viendo en los últimos años», añadía.

En el caso de aquellos contratos que ya estén firmados cuando se apruebe el decreto, como es el caso del Albacete Balompié con William Hill, ha precisado que «en el momento que se apruebe la ley no se podrá firmar ningún nuevo contrato y lo que hay que establecer es cómo se hace un periodo de transición para permitir que los contratos se extingan».

Advertía en la entrevista, no obstante, que será «un periodo corto y no de dos o tres años como a algunos clubs les gustaría, pues como pasó con otras publicidades, como el tabaco o el alcohol, será literalmente imposible volver a rescatarlo». Según ha indicado el ministro, se estudia cuál será ese periodo de transición para que sea correcto pero «en el momento en que se apruebe nadie podrá volver a firmar un contrato», sentenció el ministro de consumo.

Noticias relacionadas