Hipotecados por el sistema: ¡el 4-4-2 no funciona!

Escrito por: Hugo Piña

domingo, 27.09.2020

Se mire como se mire y se mire por donde se mire. Tener dos referencias ofensivas no está funcionando al planteamiento de Lucas Alcaraz en Albacete este inicio de curso liguero. 

Tres derrotas en tres partidos y lo peor, cero goles a favor. Las cuentas son claras y la dinámica del equipo, preocupante. Colista merecido de LaLiga SmartBank con números rojos tras caer ante Espanyol, Ponferradina y Fuenlabrada respectivamente.

Mirando más allá y sobre todo incidiendo en el análisis del juego manchego, observamos a las claras que el sistema utilizado no funciona. Este Alba esta hipotecado por el 4-4-2 con el que Zozulia y Ortuño juegan de inicio.

Hasta la fecha, tener dos delanteros no ha servido de nada. Y además, ha restado potencial en la medular, haciendo al Albacete un equipo débil y sin recursos de tres cuartos hacia delante. Con dos puntas, si… pero sin alardes ofensivos y con la pólvora mojada como comprueban los guarismos.

No se puede permitir este Albacete fiarlo todo al juego tan posicional. Ni mucho menos tener a Manu Fuster olvidado en la banda. Es perder recursos y sobre todo cualidades de una plantilla en la que además del valenciano están Álvaro Peña o Chema Núñez como elaboradores del juego.

El error viene siendo el mismo casi siempre en estas tres jornadas. Falta desequilibrio, falta gol y sobra un delantero. La presencia de un media punta podría regenerar un espacio que con Alcaraz hasta la fecha este curso está siendo desaprovechado. Se echa de menos el último pase, la última jugada antes de presentarse en el área…

Noticias relacionadas