Salimos del descenso, pero (Opinión)

Escrito por: Bienvenido Picazo

viernes, 05.02.2021

Viendo las estadísticas del RCD Mallorca, dan ganas de no vestirse de corto ni salir al césped, baste el hecho de constatar que todavía no han perdido lejos de Palma. Este dato tan demoledor, debería ser suficiente para relajarnos y disfrutar ahora que ya somos un equipo como los demás. Ya no somos el patito feo, tampoco un cisne para que Strauss nos componga un vals, pero al menos, ya podemos ir con la cabeza bien alta.

Toda la semana ha sido un correcalles de rumores, fichajes, fracasos y decepciones, pero no olvidemos que tenemos a uno de los mejores entrenadores de la categoría. Ya me hubiese gustado ver en nuestro banquillo a algunos de los mejor pagados de todo el orbe, aunque dudo, y mucho, que ninguno hubiese obtenido el resultado que Menéndez. Si contase con una plantilla multimillonaria, ya lo he dicho en alguna ocasión, hasta yo sería capaz de mantener a los gallitos en Primera de cualquier liga del mundo. Pero encontrarte a un grupo hundido en medio de la nada, con la calidad justita para andar por Segunda y revivirlo, eso no está al alcance de muchos. Dicho lo cual, con fichajes invernales o sin ellos, yo estoy relativamente tranquilo sabiendo que el asturiano estará en el Alba hasta que acabe el campeonato.

Prefiero un buen entrenador con fieles futbolistas deinfantería, que buenos jugadores con un entrenador mediocre, ¿no lo creen Vds. así? Se ha demostrado mil veces, que un jugador de andar por casa, se convierte en un crack, a poco que mejore su autoestima y la de su equipo.

Me he ido por los cerros de Úbeda, para no afrontar lo que se nos viene encima, el líder nada menos. Los mallorquinistas jugarán en Primera la temporada que viene, con lo que un empate lo podríamos firmar ahora mismo, pero no olvidemos que el Alba está subido de moral y ahora mismo, no es un rival fácil. Sin embargo, en once partidos lejos de Son Moix, sólo han encajado cuatro goles. De lo que se deduce que, bien podríamos jugar sin delanteros, puesto que marcarles es cosa de elegidos.

No sé si Alejandro Menéndez pondrá el autobús, no lo creo, pero si es el caso, cuenta con mi beneplácito, puesto que el Alba debe adaptarse a los imponderables del rival y, salir a jugar de tú a tú, con un rival tan potente, suena a suicidio.

No voy a jugar yo a enmendarle la plana a nuestro flamante míster, aunque apuesto a que algo estará preparando en el laboratorio blanco, para no vender nuestra piel a precio de saldo. Eso ya es cosa del pasado.

Los rivales, ya han interiorizado que para ganar al Alba de hoy, hay que hacer algo más que calentar y esperar a que caiga la fruta madura.

Centrémonos en el manido axioma del ‘partido a partido’, pero tengamos presente de donde venimos porque con esos antecedentes, si salimos vivos de febrero, estaremos salvados