Alejandro Menéndez: “Estamos en un buen momento y hay que aprovecharlo”

Escrito por: Carlos Garrido Marqueño

viernes, 26.03.2021

La victoria frente al Cartagena con la que el Albacete Balompié arrancaba la semana ha provocado que el equipo afronte el reto del domingo en Girona con mayor convencimiento, tal y como lo ha demostrado Alejandro Menéndez esta mañana en rueda de prensa.

“La victoria llena a todo el mundo y consolida el trabajo. Las sensaciones son muy buenas y cada día tenemos mejores registros. Los buenos resultados como el del lunes pasado nos ayudan a crecer”, afirmaba el entrenador asturiano, que también comentaba esto sobre la difícil misión de mantener el nivel mostrado ante el cuadro ‘Efesé’: “Ese es el objetivo. Evidentemente, mantener ese nivel, para cualquier equipo no solo para el Albacete, es difícil. Pero el gran objetivo es que el equipo salga intenso y que en los diferentes bloques esté acertado. En muchos momentos no será posible, pero hay que buscar esa máxima. Hemos demostrado que podemos”.

Así ve Menéndez a su próximo rival: «El Girona tiene un estilo de juego más directo, por lo que las secuencias de partido ya no son en ese bloque tan alto, sino más en ese bloque medio. Focaliza mucho su juego en los jugadores ofensivos, por lo que muchos momentos serán más en el bloque bajo. Cada partido es un poco diferente, y es lo que tenemos que leer para estar acertados”. “El Girona es un equipo que ataca mejor que defiende. Su gran potencial está en los jugadores de ataque. Es un equipo que tiene gol. Nosotros vamos a intentar defender bien en un bloque medio para no hundirnos mucho y que el partido no esté muy atrás”.

En el último duelo, el Albacete fue mucho más atrevido y dio un paso al frente: “Cuando uno coge un equipo tiene que empezar a trabajar por lo básico, y a partir de ahí ir creciendo. El Alba, yo lo venía diciendo, es un equipo que viene manejando muy buenas cosas, sobre todo en ese bloque medio-bajo. Al final, ese paso adelante se ha dado teniendo esa base de tener mucha seguridad desde atrás. Nos ha salido bien. Creo que la idea de ir de atrás hacia delante nos ha permitido ir un paso más y nos ha dado buenos resultados. Por lo tanto, a partir de ahora manejaremos más esa idea dependiendo del rival y la situación del momento”.

Gran parte de esa nueva imagen vino dada por la idea de jugar con Zozulia y Ortuño desde el inicio: «Lo había hecho antes en dosis más pequeñas. El equipo va creciendo y nos va abriendo la posibilidad de manejar diferentes cosas en el ataque. Se han complementado bien, han estado muy bien. Es una buena noticia para todos”.

Cómo es la sensación actual del vestuario: “Es buenísima, ya venía siendo buenísima. Es cierto que el resultado ha duplicado mucho más esa moral. El equipo está contento. El vestuario se comunica más, habla más. Me atrevería a decir que es una sensación de confianza y alegría. Este resultado nos ha liberado muchísimo”.

Alejandro Menéndez sigue manteniendo su idea de ir ‘partido a partido’, pero reconoce que estar pendiente de lo que hacen sus rivales es inevitable: “Todos estamos pendientes, es evidente, pero al final el que tiene que ir sumando eres tú”. «Tengo la política de pensar solo en el partido del domingo. Esta semana es atípica, no quiero anticipar nada porque nunca sabes lo que va a pasar el domingo. Quiero pensar mucho en el Girona, vamos a ir a competir, hacer bien las cosas y buscar traer un buen resultado. Entiendo que estamos en un buen momento y hay que aprovecharlo”.

El Alba juega dos partidos en poco más de 48 horas: “Esperamos a ver qué sensaciones nos deja el partido del domingo. Esperamos siempre que no nos condicione para nada jugar a dos días casi de partido, temiendo por lesiones o alguna tarjeta. Vamos a jugar pensando solo en el partido del domingo, y cuando acabe el partido ya pensaremos en el Castellón que va a ser otro partido crucial”.

Esta es la horquilla de puntos en la que el técnico asturiano cree que se encontrará la salvación: “Entiendo que los puntos van a ser menos, pero no se puede concretar. No hay una base para saber qué puntos pueden ser los necesarios para mantener la categoría. Creo que en torno a los 46-47 podría ser. Pero bueno, es una sensación”.

Por último, se encuentra confiado y seguro de que su equipo se va a salvar: “Yo trabajo con esa ilusión. Todo sabemos que de aquí al 30 de mayo iba a haber muchos picos. Gracias a Dios ha habido buenos resultados que nos han ayudado a equilibrar los no buenos resultados. Mi convencimiento es que nos vamos a salvar”.