Toni Cruz manejó el mercado de invierno con -981.000€ en la caja del Albacete

Escrito por: 5 más el descuento

jueves, 20.05.2021

• La proyección económica de la campaña de abonos privó al Albacete en enero de firmar a jugadores como Nwakali, Dani Ojeda, Maikel Mesa o Eugeni entre otros. 

El ex director deportivo, Toni Cruz vino «prácticamente engañado a Albacete» el pasado mes de diciembre. Tras la marcha de Mauro Pérez, el Club se movió y firmó al técnico gran canario para intentar resolver los evidentes problemas que tenía -y sigue teniendo- este Albacete Balompié.

Ni unos ni otros han conseguido enderezar el rumbo de un equipo que hace escasas horas descendía a Primera RFEF (antigua Segunda B) y del que poco a poco se van conociendo datos y detalles verdaderamente escalofriantes.

En este sentido, apunta el compañero Luis Martínez en ES Radio Albacete lo siguiente sobre Toni Cruz: «Se entera a los tres días de su llegada a Albacete de que el límite salarial estaba en negativo, en -981.000€». Cuenta la fuente que el ex director deportivo pensó en «marcharse» por entonces, tan solo tres días después de haber firmado por el Alba, si bien no lo hizo por orgullo profesional.

Con un millón de euros en negativo (en relación al límite salarial) en la caja del Alba, Toni Cruz tuvo que formular un mercado de invierno en el que salieron seis futbolistas y llegaron Tana, Cedric y Dani Torres.

Pero, ¿por qué ocurrió este sonrojante hecho económico en plena competición liguera? La no presencia de aficionados en los estadios privó a los clubes a contabilizar esa partida. En el Alba pasó algo parecido ya que no hubo campaña abonos en invierno. Los clubes proyectaron en muchos casos un límite salarial con una hipotética campaña de abonos en invierno, que en el Alba no se llegó a concretar debido a la ausencia de público para esas fechas.

Siguiendo con el asunto Toni Cruz, este -y siempre según cuenta la fuente- se sentía «engañado». Para entonces buscó salidas y sobre todo llegadas: tiró de amistades para firmar a Tana (que fue inscrito el 22 de enero tras aterrizar en la ciudad el 1 de enero), Cedric (que firmó con ficha del filial) y Dani Torres, quien llegó fuera del periodo de mercado al encontrarse sin equipo.

Cruz tenía en su agenda a jugadores como «Nwakali, Dani Ojeda, Eugeni, Bodiger o Maikel Mesa, si bien la incapacidad económica del Club hizo imposible sus fichajes en invierno», explican en ES Radio Albacete.

Las opciones de Toni Cruz en invierno para firmar jugadores, define el compañero Luis Martínez, se basaban en «incrementar el límite salarial a través de abonos o patrocinadores, o bien contar con el 25% del total del dinero ahorrado en las fichas de los futbolistas salientes». Es decir, la dirección deportiva solo pudo manejar el 25% del salario total dejado por los seis futbolistas que en enero abandonaron el Club manchego y poder reforzarlo.