Rubén de la Barrera: “Al igual que contra el Betis, no va a ser un partido fácil”

Escrito por: Carlos Garrido Marqueño

viernes, 15.10.2021

Esta mañana ha comparecido en sala de prensa Rubén de la Barrera, entrenador del Albacete Balompié. El míster gallego ha querido hacer hincapié en la complejidad del partido del domingo ante el Sevilla Atlético, además de analizar la actualidad que rodea al conjunto manchego:

Confirma que, por el momento, continúan las mismas bajas que hubo en el anterior choque ante el Betis Deportivo: “Igual que la pasada semana. Eric, Manu y Yaimil… De momento nadie más, todos disponibles salvo los tres”.

El Albacete vuelve a ser favorito ante el Sevilla Atlético: “Vamos allí con el objetivo de ganar. Es verdad que esta semana se ha producido un cambio de entrenador, pero el que lo asume es una persona de la casa que también conocerá a los chicos. Me espero un equipo rápido, vertical. Al igual que el día del Betis, no va a ser un partido fácil, más allá de lo que indica su clasificación”.

Por el momento, las convocatorias no se han completado con ningún canterano: “Pensamos en el resto de la estructura del club, en este caso del filial. Yo voy a mirar para abajo cuando haya opciones reales de competir. Citar por citar, o dejar sin minutos a un chico por la cara o por mero postureo, no va conmigo”.

¿El planteamiento contra el filial hispalense será similar al del Costa Brava?: “Hay que hacerlo mejor. Al final, estos equipos son imprevisibles y tienen talento y descaro arriba. En el momento que le demos una mínima opción, la van a aprovechar. Más allá de la clasificación, estos chicos tienen calidad y talento”.

Deja clara su confianza en Sergi García: “Sergi García es un chico joven que, poco a poco, va a poder mostrar lo que es. A partir de ahí, poco a poco. Estoy convencido de que en cualquier momento va a explotar. Nos aporta algo que en la plantilla no tenemos. Estoy contento más allá de la participación que está teniendo y convencido de que va a ayudar al equipo”.

No tiene clara aún la alineación del domingo: “Hay que esperar a la sesión de hoy y de mañana. Algo más importante que eso es tener claro cómo vamos a competir allí”.

No mira tanto la actuación del líder, el Villarreal B, y prefiere centrarse en lo suyo: “Esto es muy largo. Nosotros tenemos que intentar ganar cada partido, que es lo que depende de nosotros. Sabemos que un mínimo despiste te impide ganar los partidos. Sabemos la buena dinámica que lleva el Villarreal, pero esto es muy largo”.

Coincide en el mensaje del guardameta Rosic, que insistió en que el equipo debe adaptarse a todas las condiciones si quiere ser primero: “A peores circunstancias más beneficio al equipo de mayor calidad. El fútbol es once contra once y, a priori, el equipo que contrae más méritos es el que está más cerca de ganar”.

También da la cara por Jeisson Martínez: “Respeto todas las opiniones, pero yo soy la persona que está con ellos todos los días y los conozco bastante bien. Es verdad que la jugada con Jeisson el otro día no nos salió bien, porque queríamos juntarlo con Jordi arriba y jugar con dos puntas. Desafortunadamente, pocos minutos después Jordi nos pide el cambio. Seguramente, el partido para Jeisson hubiese sido otro si hubiera estado cerca de Jordi”.

“Te digo que tiene una actitud increíble, ganas de ayudar al equipo y creo que nos va a ayudar en forma de buenas actuaciones y número de goles”.

Rosic también confesó que después del partido del pasado sábado les ánimo, ¿qué les dijo?: “Que esto es fútbol, y al final uno no sabe aquí dónde están los puntos. Aquí es lo que tú hagas, la frecuencia con que lo hagas y lo eficaz y acertado que estés. Las cosas cuestan muchísimo ganarlas y se están demostrando partido tras partido. En el fútbol no se ganan los partidos por ciencia infusa, hay que hacer cosas”.

Ahora tocan dos partidos lejos de casa, para regresar nuevamente por partida doble al Carlos Belmonte. Esto le trastoca: “No, tenemos que ser competitivos el domingo, el próximo en Cornellá y los dos siguientes en casa. El objetivo es ganar todos, y si no puede ser casi todos. Al equipo lo veo maduro, con peso. Podemos perder un partido, dos o incluso más, pero la sensación que tengo es que a este equipo para ganarle el rival tiene que hacer cosas. Estamos ganando una madurez importante y creo que el equipo cada vez está haciendo mejores cosas”.