El Albacete Balompié también juega este miércoles en la Ciudad de la Justicia

Escrito por: Hugo Piña

miércoles, 16.02.2022

El pleito se produce a consecuencia de dilucidar el finiquito del que fuera trabajador del Albacete Balompié los últimos 31 años. David García, junto a su abogado José Miguel Zafrilla, han acudido este miércoles a la llamada del Juez en la Ciudad de la Justicia. El ex empleado del Alba solicita que su indemnización se corrija, estando la propuesta inicial en unos términos que éste considera improcedentes laboralmente.

Si este miércoles por la tarde el Albacete Balompié se la juega en el verde del Carlos Belmonte ante el Sabadell, en sesión matinal lo hace en la nueva Ciudad de la Justicia. Recién inaugurada por el Rey Felipe VI, Club y ex trabajadores proceden a formular ante el Juez sus intereses, sobre todo en la parte de los que fueran empleados hasta el pasado verano, casos de David García, Rodrigo Sánchez o Juan Miguel Armero.

Así las cosas, el flamante edificio de la Ciudad de la Justicia de Albacete, lugar donde se alojan todos los órganos judiciales unipersonales, 8 juzgados de Primera instancia, 3 de Instrucción, 3 Penales, 3 Sociales, 2 de lo Contencioso-Administrativo y los juzgados de Menores y de Violencia sobre la Mujer; y las instalaciones administrativas anejas, así como la Fiscalía Provincial de Albacete, ha acogido este 16 de febrero el litigio entre el Albacete Balompié y uno de los afectados como David García.

Garcia cabe recordar fue utillero del propio Albacete Balompié durante más de 31 años. El pasado verano y tras el descenso deportivo, la reestructuración llevada a cabo por el Club afectó de manera directa a los intereses profesionales de este, momento en que se produjo su marcha con una indemnización por servicio que el protagonista no aceptó por ser presuntamente improcedente.

Bajo el argumento de las pérdidas económicas que sufrió la entidad con motivo del descenso de categoría, se llevó a cabo una reestructuración que no sólo afectó al propio David García. También otros conocidos empleados como Rodrigo Sánchez o Juan Miguel Armero también abandonaron el pasado verano el Club en circunstancias similares. En el caso de Armero ya está resuelto mientras que en el Rodri está en ello, habiéndose producido ya el juicio.

Por entonces el Club notificó a los medios que las salidas de estos profesionales se produjeron -efectivamente- en el contexto de la reestructuración tras el descenso de categoría, «afectando a absolutamente todos los empleados del club» y atribuyendo la medida «a la importante bajada de ingresos». Dicha reestructuración se dio o bien en salario o bien en salario y horas de trabajo, cuestión que David García no aceptó.